Servir a Cristo sufriente

Pasantes de enfermería en Teziutlán

Existen cuatro escuelas en Teziutlán que brindan la formación técnica y profesional de enfermería: Manuel Ávila Camacho, Hospital guadalupano, CONALEP e Instituto estudios superiores. En un gesto de unidad y compartir la misma vocación se unieron las pasantes de enfermería en un eucaristía, el pasado 31 de julio, para agradecer dar por terminado el servicio social que realizaron durante un año en el Hospital Regional de Teziutlán. El lugar de reunión fue la capilla de las Religiosas “Siervas de la Santísima Trinidad y de los Pobres” y fue presidida por el Pbro. Rafael Martínez Hernández,
“La enfermería más que una profesión es una vocación, una vocación de caridad, calidad, generosidad, entrega y como Moisés corresponde transmitir la luz de Cristo” les dijo el Padre Rafael. Más adelante haciendo alusión al Evangelio invitaba a “Encontrar a Dios es encontrar un tesoro, si encuentras a Dios has encontrado la perla, el tesoro más grande, así compartirlo en un servicio alegre y generoso”
Recibieron un rosario, como signo de gratitud a Dios por este año de diferentes experiencias. En representación del grupo, Ana Laura Cantor, agradeció a Dios, familiares, personal del hospital por el apoyo incondicional que recibieron durante el año. Oremos por este grupo de aspirantes a la Vocación de Enfermería para que el Señor les conceda los dones que necesitan para que su servicio sea humanizar la técnica, alegre y generoso.

Hna. Laura Alicia Ronquillo Soto

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter