Homilía Papa Francisco 31.12.13

El Santo Padre despidió el 2013 con un Te Deum (himno de acción de gracias) en la Basílica San Pedro y una exhortación a los ciudadanos de Roma a pensar en cuánto invirtieron en los demás y en qué harán para que su ciudad sea mejor.

El Papa Francisco dijo este martes en la tradicional oración de fin de año, que al entrar el 2014, se debería reflexionar y preguntar “si 2013 lo utilizamos para avanzar en nuestros propios intereses o para ayudar a otros”.
 
En la ceremonia, el Obispo de Roma pidió a los romanos no dejar que la belleza de la ciudad los cegara a la presencia de desamparados, refugiados y desempleados viviendo en su entorno.
 
"Roma es una ciudad llena de turistas pero también de refugiados. "En ella hay tantas personas marcadas por la miseria material y moral, personas pobres, miserables, sufridoras", dijo el Pontífice.
 
Exhortó a los presentes a preguntarse "con coraje" cómo vivieron este tiempo que Dios les ha regalado: "¿Lo hemos usado sobre todo para nosotros mismos, para nuestros intereses, o hemos sabido gastarlo también para el servicio de los demás?¿Cuánto tiempo hemos reservado para estar con Dios, en la oración, en el silencio, en la adoración?", preguntó.
 
Asimismo, instó a concluir el año 2013 pidiendo perdón y agradeciendo por todos los beneficios recibidos de Dios, en especial por su paciencia y su fidelidad, que se manifiestan en el sucederse de los tiempos, pero en modo singular en la plenitud del tiempo.
 
Después de terminar la homilía, Francisco visitó el tradicional pesebre en la Plaza de San Pedro ubicada en la Ciudad del Vaticano e intercambió saludos con los fieles congregados allí.
 
El Papa Francisco celebró el pasado martes su primera navidad como el máximo representante de la Iglesia Católica. Estuvo acompañado por religiosos de diversos países del mundo, quienes fueron testigos de la inauguración de un pesebre gigante inspirado en la tradición cristiana.
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter