Clausura del Año de la Fe.

Clausura del año de la fe. Inicio de la misión continental.
XVI ASAMBLEA DICESANA

CON FE…CAMBIAMOS REALIDADES, no sólo es una frase que nos hace recordar a nuestro querido Pastor Jorge Carlos, sino que es un compromiso a trabajar fielmente en los distintos ministerios de nuestra Iglesia.

Con mucha alegría el pasado 23 de Noviembre vivimos la XVI Asamblea diocesana en la que clausuramos el Año de la Fe. Todas las actividades programadas durante este año no llevaron a fortalecer nuestra Fe y a lanzarnos, como discípulos, a ser misioneros.

Fue una gran fiesta en donde estuvieron presentes los fieles de las 57 parroquias de nuestra diócesis. Contamos con la presencia del Nuncio Apostólico Christophe Pierre y del Arzobispo de Xalapa, Mons. Hipólito Reyes Larios.

Pudimos recordar y renovar nuestro bautismo  que un día recibimos. Públicamente profesamos nuestra Fe declarando a una sola voz nuestra adhesión al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo en la Santa Madre Iglesia. Momento culminante fue la recepción a 6 hermanos catecúmenos, los cuales recibieron los sacramentos de Iniciación Cristiana.  

Toda esta hermosa fiesta es para recordar que somos testigos de la fe, como lo expresó el Nuncio Apostólico, y que no se puede quedar guardada, sino es el momento de lanzar en toda la diócesis, la Misión Continental que nos han propuesto los Obispos Latinoamericanos en Aparecida, Brasil, como DISCIPULOS Y MISIONEROS DE CRISTO.

Un momento muy emotivo fueron las hermosas palabras de Don Jorge Carlos cuando expresó “ustedes son mis hijos espirituales; con ustedes aprendí a ser un Padre espiritual. Ustedes me han hecho un Papa muy feliz, Con ustedes aprendí a sonreír en todo momento, en las penas y en las alegrías. Y no porque la vida sea fácil, al contrario. Es difícil. Pero su compañía me hizo sentir que no caminaba sólo. Ustedes me han enseñado a ser Obispo”.

La Asamblea entera le expresó de múltiples maneras todo el cariño y respeto que le tienen a alguien que, con su entrega generosa en los hospitales, los mercados, las escuelas, las parroquias, las calles, supo expresar la figura de un auténtico Pastor.

Las palabras no alcanzan para decirle lo agradecidos que estamos haberlo tenido como Obispo. La mejor manera de agradécele es trabajando para que cuando nuestro nuevo Obispo llegue, se den frutos del gran amor que dejó sembrado en esta diócesis Don Jorge Carlos, siendo en CON MARIA, DISCIPULOS Y MISIONEROS DE CRISTO.
 

Claudia A. Pérez De Jesús

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter