Comunicado de Mons. Josè Trinidad Zapata Ortiz

20 de marzo de 2014

“El Papa Francisco le nombra obispo de Papantla”.

Como ya se ha publicado hoy, el Papa Francisco me ha elegido obispo de la hermana diócesis de Papantla, ahora mi nueva diócesis de misión, para esta nueva etapa de mi vida.

La palabra dada al Señor el día de mi ordenación sacerdotal ha tenido repercusiones posteriores cuando me pidió que fuera rector del seminario de Cristo Rey, en Texcoco; luego me pidió que viniera como obispo a San Andrés Tuxtla, para entonces, mi diócesis de pertenencia y, en cierto modo, para mí, la tierra prometida.

Una nueva palabra me ha cambiado la vida:Ahora el Señor me llama a dejar esta tierra, donde he servido,como obispo, durante ya casi diez años. A esta nueva palabrayo he dicho: “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”. La diócesis de Papantla es una diócesis cercana por su geografía y su cultura pero es una tierra nueva en la que todo será nuevo para mí: su gente, su historia, sus procesos culturales, sociales, espirituales y pastorales.

Cuando vine a san Andrés Tuxtla no tenía ninguna experiencia del ministerio episcopal, pero mis hermanos presbíteros tuvieron mucha paciencia conmigo, pero sobre todo Dios que a pesar de mi inexperiencia y de mis debilidades me ha conservado en el ministerio, no sin dificultades y pruebas, pero gracias a ellas me hizo aprender y madurar más.

Ahora me prepararé para ir a la diócesis de Papantla con la experiencia de esta tierra de los Tuxtlas y pienso que nada de lo vivido aquí quedará en el olvido para poder responder a los retos que seguramente me voy a encontrar allá. La experiencia vivida en San Andrés ha sido una escuela de pastor, espero con la ayuda de Dios, no reprobar en la nueva misión.

Por ahora quedo como administrador diocesano (cfr. c. 418, § 2, 1.0), mi partida será a principios del mes de junio.Ya desde ahora, la diócesis de San Andrés entra en una etapa de espera de su nuevo pastor. Sin embargo, el Buen pastor, Jesucristo, nunca abandona a su Iglesia y el Espíritu de Dios la guiará por los senderos trazados para hacer de ella una Iglesia más misionera.

Mi agradecimiento a Dios por estos años de misericordia para conmigo y por la comprensión y el cariño de todos los sacerdotes, diáconos, religiosas y laicos comprometidos y gente sencilla. A los representantes de los medios de comunicación les agradezco por la comunicación siempre fiel a los mensajes que les he compartido. También manifiesto mi reconocimiento a las autoridades por el aprecio y el respeto hacia mi persona.

A todos les deseo lo mejor en Cristo. Como no estaremos lejos, espero que nos sigamos encontrando como amigos y hermanos en el camino del Señor.
 

Atte.
+ Mons. José Trinidad Zapata Ortiz
Administrador diocesano de San Andrés Tuxtla
 

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter