Una Sola Familia

UNA SOLA FAMILIA: LA NATURAL
 
 
Cuando se habla de la familia, de inmediato surge una gran confusión sobre cuántas familias hay; algunos han llegado a identificar hasta ¡27 tipos! de familias en México. Pero este desconcierto surge de confundir el tipo o clase de familia con las diferentes formas de familia o estructuras familiares.
 
Y es que la familia se define por su origen, no por su condición; y todos tenemos nuestro origen en una familia natural, pues todos procedemos de una relación natural –complementaria– entre un hombre y una mujer.
 
De acuerdo a esto, no existen varios tipos o clases de familia; solo hay una familia, la natural. Así la define también la Declaración Universal de los Derechos Humanos; la cual establece que “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado” (Art. No. 16–3).
 
El hecho de que se use el término "elemento natural" es significativo; pues:
– Se refiere a un orden natural de las estructuras familiares, que es común a todas las culturas a lo largo de la historia de la humanidad; y
– El término "natural" se opone a las construcciones incompatibles a la familia, así como a los comportamientos incompatibles entre sus miembros.
 
Así mismo, en el “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales” se establece que (Art. No. 10):
– Se debe conceder a la familia, que es el elemento natural y fundamental de la sociedad, la más amplia protección y asistencia posibles, especialmente para su constitución y mientras sea responsable del cuidado y la educación de los hijos a su cargo.
– El matrimonio debe contraerse con el libre consentimiento de los futuros cónyuges.
 
Para mayor claridad, veamos que dice la Real Academia Española de la Lengua (RAE) sobre el matrimonio:
Matrimonio (Del lat. matrimonium).
1. m. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
2. m. En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
Nota: lo que la RAE dice en el No. 2 es que en algunas legislaciones…, en algún lugar, algunas personas, lo manejan de forma distinta a como está en su definición original.
 
Por otra parte, tampoco existe la “familia tradicional”; porque la familia no es una costumbre, una tradición que pueda mudar con el tiempo o de acuerdo a la cultura; cientos de culturas y, al menos, más de 5,000 años de historia así lo demuestran.
Lo que sí hay son diversas formas o estructuras familiares; que son accidentes o condiciones en las que se puede encontrar la familia natural; pero que no alteran su esencia, ni la redefinen. Es como si a alguien –supongamos se llama Pedro– le amputaran un brazo y una pierna; esa persona –Pedro– sigue siendo él mismo, pero ahora manco y cojo; pero es él, es Pedro.
 
De esta forma, podemos encontrar estructuras familiares como:
– Hogares de padres casados
– Hogares con padres que cohabitan
– Hogares de padres divorciados vueltos a casar.
– Hogares de madres solteras: es una familia natural cuyo matrimonio no alcanzó a concretarse y el esposo/padre huyó.
– Hogares sin esposo o esposa: separados, divorciados o viudos: es una familia natural cuyo matrimonio se ha roto y es encabezado por la madre o el padre.
– Hogar con esposos sin hijos: es una familia natural que no ha podido o querido tener hijos; o que los tuvo y ya han dejado el hogar de sus padres.
 
Nota: aunque el matrimonio implica la existencia de hijos (“protección de la madre”), su ausencia no modifica su esencia, en todo caso son la excepción que confirma la regla”.
 
JUAN DABDOUB GIACOMAN
 

 

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter