El Cardenal Pietro Parolín visitó México

PAROLIN EN MÉXICO, ANTICIPA LOS PASOS DEL PAPA FRANCISCO
 
El Papa visitará México. Así se lo prometió al presidente Enrique Peña Nieto. Todo indica que su viaje tendrá lugar en septiembre de 2015 y uno de sus ejes será el drama de los migrantes centroamericanos que mueren en la frontera con Estados Unidos mientras buscan alcanzar el “sueño americano”. Ese mismo tema ha sido la oportunidad para una gira del “número dos” del Vaticano, Pietro Parolin, a tierras mexicanas.
 
El prelado vaticano pronunció un discurso en la apertura del Coloquio México-Santa Sede sobre Migración Internacional y Desarrollo. Un encuentro que ha reunido, entre otras personalidades, a los cancilleres de Guatemala, Fernando Carrera; de Honduras, Mireya Agüero; y de El Salvador, Hugo Martínez.
 
“No podemos cerrar los ojos a la situación de millones de hombres que, en su búsqueda de trabajo y del propio pan, abandonan su patria y muchas veces las familias, afrontando las dificultades de un ambiente nuevo no siempre agradable y acogedor, una lengua desconocida y condiciones generales que les sumen en la soledad y a veces en la marginación. Hay ocasiones, en que el criterio puesto en práctica es el de procurar el máximo rendimiento del trabajador migrante, sin mirar a la persona”, dijo Parolin. Atónitos, contemplamos en pleno siglo XXI a las víctimas de la trata humana, a los que son obligados a trabajar en condiciones de semi-esclavitud, a los que son abusados sexualmente, a los que caen en las redes de bandas criminales que operan a nivel transnacional y que a veces cuentan con impunidad a causa de la corrupción y ciertas connivencias”.
 
Parafraseando al Papa Francisco estigmatizó la “cultura de la cerrazón” y destacó la necesidad de una verdadera “cultura de la acogida y del encuentro”: “El emigrante tiene el deber de integrarse en el país que lo recibe, respetando sus leyes y la identidad nacional, pero que también por otro lado el Estado tiene también el deber de defender las propias fronteras, sin olvidar en ningún caso el respeto de los derechos humanos y el deber de la solidaridad”, apuntó.
 
El cardenal llegó a la capital mexicana el pasado 13 de julio por la mañana y por la noche se reunió con el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, con quien analizó los principales temas de la agenda bilateral. El canciller ofreció también una cena en su honor a la cual asistieron autoridades religiosas y políticos. Incluso la fachada del edificio de la cancillería se iluminó de amarillo y blanco, los colores de la bandera vaticana.
 
Parolin será recibido por el presidente Enrique Peña Nieto en el Palacio Nacional donde, entre otras cosas, se abordará el ya anunciado viaje papal. El martes 15 recibirá la Condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca en grado de Banda en Categoría Especial, el máximo galardón que otorga el Estado Mexicano. Un reconocimiento conferido en agradecimiento a la voluntad del purpurado de “impulsar diversas causas mexicanas”.
 
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter