Año Jubilar Vocacional

 
En éste Encuentro contamos con la presencia de los Sacerdotes encargados de la Pastoral Juvenil en cada Decanato, así como muchos de nuestros Sacerdotes y Seminaristas. Con cantos muy dinámicos (amenizado por el coro Salmo 150 de Poza Rica) tanto los jóvenes como nuestro Obispo y algunos Sacerdotes, alabamos a Dios danzando en su honor, teniendo también un momento de oración.
 
Apremiante fue la participación de diferentes hermanos que con sus experiencias iluminaron este encuentro mostrándonos los diferentes caminos por los cuales, nosotros como jóvenes, podemos seguir a Jesús, haciendo su voluntad. Estos temas con tinte VOCACIONAL en tres ámbitos; VOCACIÓN A LA VIDA: Valorar la Vida, cuidarla, respetarla tanto la propia como la de los demás; VOCACIÓN A LA VIDA CRISTIANA: Los Sacramentos llevan a la Santidad. Amar, Servir a Dios y a los Hermanos; VIDA CONSAGRADA: Seguir a Cristo, persona viva. 
 
En otro momento, los mismos jóvenes expusieron su vivir y sentir cotidiano, buscando con ello dejar claro cuáles son sus inquietudes, miedos, obstáculos, alegrías, esperanzas, etc. Jóvenes de distintas parroquias, en sus palabras, compartieron su experiencia de vida, para partir de ahí y poder cubrir sus necesidades, haciendo nuestras las palabras del Papa Francisco que en una ocasión pronunció a propósito de una Entrevista con un grupo de jóvenes en el Palacio Apostólico el pasado 31 de marzo: “Los jóvenes tienen inquietudes, y yo siento como un deber servir a estos jóvenes, porque la inquietud es como un signo. Siento que debo hacer un servicio a lo que es más precioso en este momento, que es la inquietud de los jóvenes”.
 
Antes de pasar al momento culmen de este encuentre, la Eucaristía, Mons. Trinidad Zapata compartió con los jóvenes su gusto por celebrar su aniversario en tan grata compañía, “No quise celebrar sólo con mis hermanos Sacerdotes, porque iba a ser un festejo muy aburrido” dijo. También tuvo a bien compartir como fue su llamado a la VIDA CONSAGRADA, dejó claro que “la Gracia de la disposición basta para que Dios se revele” e invitó a todos los presentes a preguntarse: ¿Qué quiere Dios de mí?, dejando como tarea a toda la feligresía: Orar por las vocaciones. 
 
“En este momento de la historia el hombre ha sido expulsado del centro, se ha deslizado hacia la periferia, y en el centro, por lo menos en este momento, está el poder, está el dinero. En este mundo, los jóvenes son expulsados. Son expulsados los niños, porque se pretenden familias pequeñas, y son expulsados los ancianos”.
 
Para finalizar tan hermoso Encuentro, se vivió una bonita Eucaristía y después compartimos los sagrados alimentos. SIGAMOS ORANDO POR LOS JÓVENES Y POR LAS VOCACIONES, pues muchos de ellos A muchos les afecta las experiencias de la infancia, el pecado, han sufrido injusticias o la confusión doctrinal. Otros, se pierden por razones intelectuales, los medios de comunicación y tecnológicos. Jóvenes que se pierden debido a la influencia del feminismo, el movimiento ecologista, el secularismo, el consumismo, el satanismo. Algunos más se pierden porque solo quieren estar en fiesta y pasar un rato alegre, pero sin nutrirse de la Palabra de Dios.
 
Es tarea nuestra, como Iglesia, ayudarlos a encontrarse con Jesús. Si su corazón está lleno de tantas cosas y personas que no favorecen su sano crecimiento, destruyendo su humanidad por los diferentes rostros del mal, Dios no podrá habitar en ellos y en consecuencia, salvarlos. Es tarea nuestra ayudar a la juventud a salir adelante y bien librarlos de todo mal que los aqueja. Si Dios no permanece en su corazón ¿Cómo queremos que haya más jóvenes dispuestos y dóciles a servirle al Señor hoy, con la entrega generosa de vida y existencia?
 
MARY LUZ ORTA BAUTISTA
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter