Mensaje de Navidad

La Navidad es celebrar el acontecimiento que marcó la historia de la humanidad para siempre, y sigue tocando el corazón de todas las personas que creemos en este misterio del  Amor de Dios.
 
En la navidad celebramos la vida nueva que nace del gran amor de Dios. Este amor de Dios que se nos ha manifestado en su hijo Jesucristo y quiere salvar a todos los hombres. 
 
Por eso hermanos recordemos que la navidad no es solo un día, ni son solo los regalos y las fiestas, la navidad consiste en algo mucho más profundo, que toca lo más profundo de nuestro corazón y que cambia la manera de vivir la vida. Podemos decir entonces que…  
 
+ Navidad es cuando dejo que la luz de Dios, disipe la oscuridad de mi corazón y alejo de mi todo sentimiento malo.
 
+ Navidad es cuando no me dejo vencer por la tristeza y el desaliento, y me esfuerzo por vivir cada día con alegría y esperanza, a pesar de las dificultades.
 
+ Navidad es cuando libero mi corazón de las ataduras del egoísmo y la envidia, y mi mente se libera de prejuicios y pensamientos negativos.
 
+ Navidad es cuando nos comprometemos a ser constructores de justicia y de paz, recordando que la paz comienza en él corazón.
 
+ Navidad es cuando le canto un canto nuevo al Señor, un canto de alabanza y agradecimiento por todas sus bendiciones derramadas sobre mí y sobre los míos.
 
+ Navidad es cuando renuncio a la vida sin religión y a los deseos mundanos y me esfuerzo por vivir, ya desde ahora de una manera sobria, justa y fiel a Dios.
 
+ Navidad es cuando venzo mis temores y mis miedos, con la confianza y la fortaleza que nace de la fe en Dios.
 
+ Navidad es cuando vivo cada día mi fe como una “buena noticia” para mí y para los demás, en medio de tantas malas noticias.
 
+ Navidad es cuando hago de la sencillez y de la humildad, mi mayor riqueza, como el niñito Jesús. 
 
+ Navidad es cuando soy capaz de perdonar y de reconciliarme con aquel que me ha ofendido, sin guardar rencor, ni resentimientos.
 
+ Navidad es practicar la caridad con los más necesitados, compartiendo lo que Dios me da, renunciando a la comodidad y al bienestar egoísta.
 
+ La navidad es recomponer puentes que las relaciones humanas hayan maltratado, y estrechar vínculos de afecto con quien nos hayamos alejado por alguna razón.
 
+ Navidad es creer que el amor de Dios es más grande que nuestros  pecados y dejarme amar por él, que quiso hacer su morada entre nosotros.
 
Que la Santísima Virgen María, Madre de Jesús, nos cuide y nos proteja siempre.
¡FELIZ NAVIDAD LES DESEA LA DIÓCESIS DE PAPANTLA!
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter