Retiro para mujeres

MUJER, ¡SI CONOCIERAS EL DON DE DIOS TU MISMA LE PEDIRIAS DE BEBER!
 
Momentos de mucha reflexión se vivieron en el Segundo Retiro Católico para Mujeres en Poza Rica, Ver., organizado por el equipo Diocesano de la Renovación Carismática y por el Sr. Cura Manuel Lozano Ordoñez, Asistente Diocesano de la Renovación Carismática,  así como el equipo de  servidores que colaboran siempre con entusiasmo y amor  a  nuestra Iglesia católica, quienes cuidaron a los pequeños que acompañaban a sus mamas en este retiro.
 
El Padre Manuel Lozano pronunció las palabras de bienvenida. Por su parte, las predicadoras católicas Lina González y Marisa de Puebla, Pue. (E.P.N. R.C.C.E.S. México) fueron las encargadas de desarrollar los temas logrando el interés de todas las asistentes y compartiendo varios testimonios: “Mujer tu eres la solución, no esperes que venga alguien de fuera a resolver los problemas en tu hogar, las mujeres somos muy capaces; las mujeres somos las mas propensas a la depresión, porque satanás pone mucho cuidado en la mujer, pues somos pensadas por Dios para hacer grandes cosas y por eso somos demasiadas asediadas para caer en la tentación. A veces, no nos sentimos amadas, cuando el “único amor que nos debe llenar es el amor de Dios”. Debemos saber perdonar y olvidar; saber dominarnos para dominar nuestro hogar en el amor, Jesús  no nos dice no llores, nos dice “por qué lloras”; a Él le interesan tus lagrimas mujer. Por eso, cuando nos sucede algo, siempre al que debemos recurrir es a Jesús, porque Él  conoce como somos, sabe que todos los errores tienen origen en el desamor, por eso lo primero que El hace es llenarnos de su amor. El poder de Dios nos sana y transforma. La gloria del Espíritu Santo es que en tu corazón palpiten las palabras vivas de Jesús”.
 
“Muchas felicidades, porque se dieron tiempo para estar aquí. El Señor Jesús habla y pide un proyecto de vida”  enfatizó el Sr. Cura Víctor Grajales y L., “Cristo le da vida a todo; que todas las mujeres tengan un encuentro con Jesús, agua que da vida eterna. Hoy sale de este lugar un río de agua que da vida hasta tu hogar, la presencia de Jesús que llega para que seas una mujer feliz, que en tu matrimonio mande Cristo”. 
 
Fueron dos días de retiro, dos Eucaristías y  dos Horas Santas llenándonos del amor de Jesús Sacramentado, gracias al Sr. Pbro. Juan Núñez F. y al Señor Cura Andrés Quintal O. que nos llenaron el corazón de la presencia de Jesucristo por medio de su adoración y alabanza al Rey de Reyes.
 
“Llegas mi Dios, tocas mi corazón, tu presencia y amor puedo sentir”. No teman, ustedes valen más que un sinnúmero de pajarillos (Lucas 12, 7).
 
MARÍA CANTÚ P. / JUAN LOYA C.
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter