¡No más falsos sacerdotes!

El nuevo formato de identificación incluye a los sacerdotes seculares diocesanos, sacerdotes de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, diáconos tanto transitorios como permanentes, así como para religiosos y religiosas.
 
Como una medida preventiva para evitar que los feligreses sean sorprendidos por  personas que se hacen pasar como falsos sacerdotes, la Arquidiócesis de México implementará un nuevo formato de identificación para todo el presbiterio debidamente acreditado ante la Curia Arquidiocesana.
 
Con esta disposición se pretende limitar la actuación de personas que usurpan la identidad de sacerdotes o religiosos para engañar a los fieles aprovechándose de su buena voluntad para ofrecerles servicios religiosos sin contar con ningún registro en el Arzobispado de México y tampoco constancia de que pertenecen a la comunidad católica.
 
El nuevo formato de identificación incluye a los sacerdotes seculares diocesanos, sacerdotes de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, diáconos tanto transitorios como permanentes, así como para religiosos y religiosas.
 
En una circular enviada por la cancillería de la Arquidiócesis de México a los Obispos Auxiliares, Vicarios Generales, decanos, presbíteros, diáconos, religiosas y religiosos, se indica que para poder expedir la credencial es necesario presentar las Licencias Ministeriales vigentes y una copia de identificación oficial (INE/IFE) o copia oficial de pasaporte o permiso de Migración en caso de extranjeros.
 
El trámite de la nueva credencial de identificación podrá tramitarse en las oficinas del Arzobispado de México, Durango 90, colonia Roma, a partir del lunes 13 de abril.
 
Esta prevención se suma a las reiteradas advertencias que la Arquidiócesis de México hace a los feligreses para que no caigan en las redes de este tipo de personas, cuyo fin es obtener dinero fácil, aparentando ser simpáticos, convincentes, hábiles y buenas personas.
 
Una de ellas es recordar a los fieles que los sacerdotes católicos tienen prohibido casar, bautizar y en general, oficiar misas fuera de la parroquia o en un templo público reconocido, salvo cuando se trata de una Misa de cuerpo presente en la capilla de un velatorio público o de la Misa de una comunidad más grande en ocasiones significativas como la festividad de la Virgen de Guadalupe: en  fábricas, vecindades o vecinos de toda una calle
 
Otras medidas preventivas son:
 
1. Acudir a nuestra parroquia para que nos orienten sobre los requisitos necesarios para la celebración de los sacramentos.
 
2. En caso de la pérdida de un familiar, acudir a la parroquia más cercana al velatorio o a nuestra propia parroquia para solicitar los servicios correspondientes. En algunos casos los responsables de los velatorios están en complicidad con los falsos sacerdotes, pues suelen darles una comisión.
 
3. Nunca aceptar a los sacerdotes que se dan a conocer con tarjetas de presentación o que ofrecen servicios a domicilio o por medio de “paquetes completos”.
 
4. Exigir al sacerdote la credencial expedida por la diócesis correspondiente. En el caso de la Arquidiócesis de México, se puede consultar el directorio de sacerdotes en la página: www.arquidiocesismexico.org.mx
 
5. Recordar que si no es posible encontrar un sacerdote católico más vale no tener la celebración en ese momento, porque las misas o sacramentos que los falsos sacerdotes celebran son una burla a la fe de los fieles, ya que no tienen ninguna validez.
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter