Consagración Episcopal Obispo de Orizaba

A XV años de haberse creado la Diócesis, recibe a su Tercer Obispo;  este 23 de abril, la Iglesia que peregrina en  Diócesis de Orizaba está de fiesta por la Ordenación Episcopal de Monseñor Eduardo Cervantes Merino.
 
Proveniente de la hermana Diócesis de Tuxpan, del norte de Veracruz, será consagrado Obispo ante miles de fieles que representan a más de medio millón de católicos que hay en los seis decanatos cuyos ambientes indígena, rural y urbano están de fiesta; Dios ha escuchado sus oraciones durante 15 meses y ha concedido un solícito Pastor.
 
Un nuevo Padre en la Fe, es quien llega hoy  y lo espera su clero conformado por 89 sacerdotes, 85 de los cuales son diocesanos y cuatro franciscanos, religiosas y bautizados en el territorio diocesano conformado por 28 municipios.
 
En los decanatos: Fabril, Zongolica, Tequila, Citlaltépetl, Ixtaczoquitlán y Orizaba, el ambiente es de expectación… la espera terminó, desde hoy está entre nosotros.
 
La Diócesis de Orizaba es una de las más jóvenes de las ocho que hay en la Provincia Eclesiástica de Xalapa y es fragmentada de la Arquidiócesis de Xalapa, creada el 15 de abril del 2000 (Año Jubilar), por la bula Auditorium Ferre del Papa Juan Pablo II.
 
Esta región se ha caracterizado por la laboriosidad y el espíritu religioso de su  gente; expresión de ello es la abundancia y belleza de sus templos, la fecundidad en las vocaciones Sacerdotales y a la Vida Consagrada, y la participación viva y entusiasta de los seglares. De hecho, la ciudad de Orizaba y la Iglesia crecieron juntas en estrecha relación.
 
La Plaza de Toros “La Concordia” es el recinto donde se darán cita Obispos de distintas partes del país, sacerdotes de Orizaba, Tuxpan y de otras Diócesis invitadas.
 
El Nuncio Apostólico, representante del Papa en México, Monseñor Christophe Pierre es el Obispo Consagrante, mientras que el Arzobispo de Xalapa, Monseñor Hipólito Reyes Larios; y el Señor Obispo de la Diócesis de Tuxpan, Monseñor Juan Navarro Castellanos, son co-consagrantes.
 
En tanto que la Comisión Diocesana de Pastoral Litúrgica tiene a cargo la Celebración Eucarística con el rito de la Ordenación Episcopal bajo la dirección del Presbítero Javier Onofre Valeriano, Maestro de las Celebraciones Litúrgicas.
 
El Coro Diocesano está bajo la dirección del maestro, Eduardo López Loyo de la Comisión de Música Litúrgica y habrá una participación especial de la “Schola Cantorum” del  Seminario Diocesano “La Sagrada Familia”.
 
 
LA SEDE VACANTE ES UNA FIGURA JURÍDICA
 
Durante 15 meses, la Diócesis de Orizaba fue Sede Vacante y estuvo al cuidado del Administrador Diocesano, Francisco Aguilera Medrano.
 
Fue el  2 de febrero de este año cuando se anunció el nombramiento del Obispo Electo de Orizaba don Eduardo Cervantes Merino que este  23 de abril será ordenado Obispo.
 
Una vez que sea Ordenado el Tercer Obispo de Orizaba y tome posesión de su sede en la que será su Catedral, la de San Miguel Arcángel, la figura Jurídica de Administrador Diocesano, prevista en el Código de Derecho Canónico, automáticamente desaparece.
 
Para llegar a este momento, el Obispo Electo de Orizaba hace su Profesión de Fe, ante el clero, es decir, ante el conjunto de hombres consagrados a Dios en el servicio a la Iglesia: Obispos, sacerdotes y diáconos.
 
En tanto que este viernes 24 de abril, tomará posesión de su sede o asiento destacado, desde el cual el Obispo  preside una celebración. Asiento o trono de un prelado que ejerce jurisdicción. Capital de una Diócesis.
 
 
SIGNOS EPISCOPALES
 
Pectoral: Es la Cruz que los Obispos occidentales llevan colgada sobre el pecho o el medallón que llevan en forma similar los orientales.
 
Solideo (“Sólo a Dios”). Pequeña pieza de género que usan los Obispos y el Papa sobre la cabeza, en su parte posterior. Los Obispos la usan de color violeta; los cardenales, rojo; y el Papa, blanco.
 
Anillo Episcopal: Representa el compromiso del Obispo con su Diócesis. En la tradición cristiana y en las Sagradas Escrituras, se habla del amor esponsal que Cristo tiene por su Iglesia; es este amor el que el Obispo debe tener a la Iglesia que se le ha encomendado.
 
Mitra: Ornamento propio del Obispo en celebraciones solemnes. Es una especie de gorro o sombrero alto, terminado en punta con dos bandas o tiras de tela que cuelgan por detrás.
 
Báculo: Bastón o cayado utilizado como apoyo. Lo usaban los pastores en el cuidado del rebaño. Símbolo del ministerio pastoral de los Obispos.
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter