VI Retiro Diocesano de Intercesión

VI Retiro diocesano de Intercesión
 
El retiro se realizó en la Iglesia del Corazón Inmaculado de María en el Diamante, Martínez de la Torre los días 21 y 22 de Febrero. La bienvenida la dio el  Sr. Cura  Juan Mora Selvera  como el  nuevo Asesor Diocesano de la Renovación Carismática quien expresó que con la gracia de Dios lo serviría en la persona de cada uno  y  que le daba gusto participar en el retiro con los grupos de intercesores que se dedican a estar orando a Dios por todos. Igualmente se presento al Padre Alberto Ferrara de Tehuacán, Puebla responsable  de exponer los temas del retiro de intercesión y agradeció a los presentes su asistencia para nutrirse de la persona de Jesucristo quien bendice y  fortalece, dijo que el versículo que se meditaría seria Jn 15,16: “No son ustedes quienes me eligieron a mí, soy yo quien los ha elegido a ustedes para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de manera que cualquier cosa que pidan en mi nombre el Padre se los conceda”.
 
Dios nos elige no porque lo merezcamos o porque seamos mejores el no hace distinción de ninguna persona, Dios nos elige porque nos ama y siempre esta pensando en nosotros, todos somos iguales para Él y por la persona de Jesucristo tenemos acceso a Él. La sangre de Jesucristo nos purifica, nos perdona, esta muy cerca de los que sufren. 
 
Encontrarnos con Jesucristo es el mejor regalo que nos puede suceder porque nos cambia la vida, la conversión es cambiar la forma de comportarme, cansarnos de vivir en tinieblas, quitar los ojos de mi mismo y mirar la cruz, hay dos cosas que espantan al maligno la Cruz y María Santísima. Jesús vino para perdonarnos nuestros pecados, para iluminarnos, El es la Luz del mundo, la Luz que brilla en nuestras tinieblas y su palabra nos guía. Jesucristo vino a sanar a los corazones destrozados que sangran por la falta de amor, vino para liberarnos de nuestras tinieblas, vino a salvar lo que estaba perdido y nos presenta limpios e inmaculados delante del Padre. Dios nos conoce y no se cansa de hablarnos, nos quiere comunicar su presencia y el mensaje que nos quiere comunicar es “Quiero estar contigo”, El no se fija a quien llama no busca a personas capacitadas sino que capacita a quien llama, no busca a personas perfectas sino busca a personas disponibles, aquí estoy Señor no se a donde me llevas, estoy temblando, tengo muchas dudas pero aquí estoy Señor, El nos llena de dones con su Gracia. 
 
Además, se vivió un encuentro con Jesús vivo en la Santa Eucaristía, en una hora Santa donde se experimentó su amor, el Padre Alberto celebro la Eucarística concelebrando los Sres. Curas Manuel Lozano O. y  Juan Mora.
 
Un regalo de Dios para los participantes del retiro fue la visita de nuestro Obispo José Trinidad Zapata O. quien agradeció al Padre Alberto por su  apoyo a los grupos del Ministerio de  Intercesión y  señaló que el tiempo de cuaresma es un camino espiritual siguiendo a Jesucristo recordando los misterios de nuestra salvación y es un camino de oración, penitencia, caridad y hay que hacer camino. 
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter