Día del niño

"Dejen que los niños vengan a mi, y no se los impidan,  por que el reino de Dios es de quienes son como ellos.”
Mateo 19:14
 
Queridos padres de familia, atraves de ustedes quieron enviar una felicitación a sus niños, recordemos que cada niño es un regalo de Dios y que ellos pueden enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquéllo que desea. Cuidemos a nuestros niños, quieranlos y protejanlos.
 
Pidamos a Dios por los niños que viven experiencias muy variadas de rechazo y maltrato físico, psicológico, moral. Si nosotros hemos actuado duramente para con ellos la indiferencia puede encerrar mucha agresividad pasiva-, recapacitemos, pues estamos formando potenciales personas rebeldes y antisociales, potenciales delincuentes y criminales.
 
Por el contrario, que nuestra actitud hacia los niños sea de valoración y delicadeza, confiando en ellos, a fin de que ellos aprendan a confiar en sí mismos y, a su vez, a darse generosa y sanamente a los demás. Esto es clave para la restauración del tejido social, con mucho por hacer en la familia, la escuela y la parroquia. 
 
Más aún, escuchemos a Jesús que nos convoca a “hacernos como niños para poder entrar en el Reino de los Cielos”: efectivamente, no somos dueños de nosotros mismos ni dueños de la vida de los demás; somos hijos a quienes Dios ama con ternura de Padre. Cultivemos la infancia espiritual, o sea la gratitud a Dios, de Quien hemos recibido lo que somos y tenemos.
 
 
 
ORACIÓN POR LOS NIÑOS
 
Padre te pedimos que cada niño
Tenga a su lado un adulto que lo proteja y lo ayude a crecer rodeado de verdadero amor espiritual.
 
Que a ningún niño le falta alimento, vivienda y asistencia médica. 
Que puedan estudiar y jugar.
 
Que siempre tengan ayuda en momentos de dificultad
Y estén acompañados en sus sufrimientos. 
 
Padre que no los abandonemos,
Que no se vean nunca más en la necesidad
De realizar tareas que no corresponden a su edad. 
Te pedimos que nos ilumines
Para encontrar los caminos que los lleven a conocerte
y a seguir tus enseñanzas. 
 
En estos tiempos de individualismo, agresión y violencia, ayúdanos a ser testimonio de la vida
que Tú nos diste encarnándote.
 
Que vivamos solidariamente el
"ama a tu prójimo como a ti mismo". 
 
Porque el que ama, da.
Que esta sea nuestra herencia para todos los niños del mundo:
Si todos amaramos
Una nueva cultura aparecería en la tierra
"la cultura del dar"
 
La única que hace al ser humano realmente libre feliz
La única que los acerca a tu Reino.
 
Y, padre colma los corazones de los niños del valor necesario para construir un mundo donde la justicia, la paz y el amor sean verdad.
Así sea por los siglos de los siglos…
 
Amén
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter