60 Aniversario Sacerdotal

“HOMBRE SACADO DE ENTRE LOS HOMBRES PARA SERVIR A LOS HOMBRES”.
 
En la Parroquia de nuestra Señora de Guadalupe en Poza Rica, Ver., se vivieron momentos de felicidad al festejar el 60 Aniversario de haber sido ordenado Sacerdote nuestro querido Padre Juanito Núñez Fuentes y por este motivo nuestro Obispo José Trinidad Zapata Ortiz celebró la Eucaristía concelebrando el Sr. Cura Víctor Grajales y L., y el Padre Juanito que no podía ocultar su  alegría. Acompañaron varios Sacerdotes, Seminaristas y un gran número de feligreses que, con aplausos y porras, recibieron al Padre Juanito y llevaban globos que fueron soltados al terminar la Santa Misa. Monseñor indicó que eran muchos años de Bendiciones que se tenían que agradecer a Dios por el don del Sacerdocio del Padre Juanito y pidió a Dios siga Bendiciendo a la Diócesis de Papantla a través de su Ministerio.
 
Sacerdote muy querido por todos, pues en su labor Pastoral, se ha preocupado siempre en guiar con amor, alegría y sabiduría a las ovejitas que Dios le confió,  preocupado de  su comunidad y servicio a la Iglesia. 
 
Carilú comenta que desde niña conoció al Padre Juanito y recuerda que Él siempre se encontraba rodeado de muchos niños que lo buscaban con amor; el Padre Juanito visitaba a las familias que lo apoyaban en la comunidad, oraba y comía con ellas  mostrando mucha humildad y amor. Recuerda también que le pidió junto con otros jóvenes que lo acompañaran a visitar a los enfermos en las colonias vecinas entonces surgió el grupo de Jóvenes Misioneros que el Padre apoyó mucho para que se formara, les enseño a orar y a evangelizar y como le preocupaban mucho las personas que vivían sin conocer a Dios llevaba a los Jóvenes Misioneros casa por casa a anunciar la Palabra de Dios. Motivaba mucho en cada Celebración Eucarística a los jóvenes misioneros con su don maravilloso, su carisma y el amor a Dios.
 
Siempre elegía a una pareja de niños para entrar con ellos al inicio de la Santa Misa tomados de la mano así les  hacía sentirse contentos en la Iglesia y acudían con gusto. Preocupado de cada detalle  se esforzaba en cada celebración para que las personas se llevaran algo hermoso de la Palabra de Dios y hacia repetir a los asistentes oraciones y palabras que reafirmaran la homilía. Afirmó que las enseñanzas del Padre Juanito marcaron su vida, desde niña hasta ahora que sigue llevando su enseñanza, fueron muchas las experiencias que tuvo a su lado, lo admira mucho por su  amor a su vocación y a Dios, fue su maestro y guía y le está muy agradecida dice que Dios lo guía y está con Él.
 
“Sacerdote no te olvides que llevas a Cristo y que todo lo puedes con Él”.
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter