Fiestas Patronales de San José

Fiestas Patronales de San José.
 
A San José, Dios le encomendó el privilegio y responsabilidad de ser esposo de la Virgen María y custodio de la Sagrada Familia por eso es el Santo que más cerca está de Jesús y de la Santísima Virgen María, es llamado el Santo del silencio no se conocen más palabras expresadas por Él, solo se conocen sus obras, sus actos de Fe, amor y de protección como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional Hijo. Fue Santo desde antes de los desposorios un escogido de Dios, desde el principio recibió la gracia de discernir los mandatos del Señor era un joven justo, casto, honesto y humilde.
 
En San José Acateno se vive una gran fiesta en honor a San José Santo patrono del lugar, en la Parroquia que lleva su nombre más de ciento cincuenta niños y adultos recibieron el Sacramento de la Confirmación celebrando tres Santas Misas el Sr. Obispo José Trinidad Zapata Ortiz y concelebrando el Sr. Cura Miguel Hernández Bautista. Monseñor señaló que cada celebración Eucarística es un banquete con Dios, primero el banquete de la Palabra y después el banquete de la Comunión y en este caso que van a ser Confirmados el banquete del Espíritu Santo, ustedes tienen como Santo Patrono a San José es decir es el guardián de esta comunidad, a San José se le considera el custodio y patrono de la Iglesia Universal porque es esposo de la Santísima Virgen María y le toco cuidar y proteger lo que Dios más quería a su Hijo y a la Madre de su Hijo los tesoros más queridos de Dios en esta tierra.
 
Si se quiere tener el cuidado de San José se necesita imitarlo y para vivir como hijos de Dios por medio de la Confirmación el Espíritu Santo viene a ayudarles y si quieren que los ayude el Espíritu Santo necesitan comportarse como hijos de Dios y comprometerse a ser mejores, el Espíritu Santo nos Santifica. Ustedes se prepararon para su Confirmación porque quieren agradar a Dios  pero lo más importante es lo que Dios hace por ustedes, desde su bautismo el Espíritu Santo vino y los hizo hijos de Dios lo más importante es lo que hace Dios y ahora les va a dar el don del Espíritu Santo y como son sus hijos les da el Espíritu Santo que habitara en su corazón como un templo, Dios quiere que lo agraden dentro de su corazón y por eso les da el Espíritu Santo para que vivan como hijos suyos y sean buenos cristianos, buenos ciudadanos y buenos seres humanos de esa manera agradaran a Dios. San José y la Virgen María son un ejemplo para nosotros de hacer la voluntad de Dios.
 
Al terminar la Eucaristía se entonaron las mañanitas en honor a San José y por ser el Santo de nuestro Obispo quien agradeció las muestras de cariño.
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter