Vivir en Familia

¿Cómo pasar más tiempo en familia?
 
La familia es importante ya que entrega valores, creencias y un sentido de pertenencia e identidad, además en ella los niños aprenden a socializar, y su mundo emocional. Pasar tiempo en familia va a ayudar a que conozcas a tus hijos y que ellos te conozcan a ti, va a ayudar con la comunicación familiar, y va a crear lindos recuerdos para tu futuro.
 
Agenda tu tiempo: Pasar tiempo de calidad en familia debe ser una prioridad y como tal debes incluirlo en tu calendario tal como incluyes una cita al doctor, el cumpleaños de tus padres y reuniones importantes. La verdad es que nadie tiene mucho “tiempo libre”, y si esperamos tener la agenda vacía para pasar tiempo en familia, entonces este momento no va a llegar nunca.
 
Aprovecha cada momento: No necesitas un día o una tarde completa para disfrutar a tu familia. Aprovecha pequeños momentos como los viajes en auto, cuando cocinas (pueden cocinar juntos), las subidas en elevador, etc.
 
Cena en familia: La Academia Americana de Pediatría publicó una investigación que revela que los hijos de familias que comparten tres o más comidas por semana tienen una dieta más saludable que los demás. Comparte la comida y aprovecha la instancia para hablar con tus hijos sobre sus días, retos y aspiraciones. 
 
Concéntrate en ellos: Cuando estés con tus hijos, ya sea en tu hogar, viendo una película o en el parque, enfoca tu atención en ellos. Deja el celular de lado y enfócate en lo que están haciendo: ve sus caras de asombro, entretente con ellos en el parque y pon atención a sus caritas de entusiasmo. 
 
Establece tradiciones familiares: Hacer el árbol de Navidad juntos, hacer un picnic en el primer día de la primavera, o disfrutar abrazos en la cama los sábados en la mañana. Sean pequeñas o grandes actividades, las tradiciones familiares son siempre significativas.
 
Busca pasatiempos familiares: Busca un hobbie en el que toda la familia pueda participar, como ver los partidos de baseball del equipo de tu ciudad, aprender un deporte, ir al muro de escalada o hacer puzzles gigantes. Piensa en alguna actividad que todos puedan disfrutar y pruébala junto a tus hijos.
 
Toma tus vacaciones: Esto puede sonar raro para algunas personas pero la verdad es que hay familias que ni siquiera comparten las vacaciones porque los padres simplemente nunca dejan de trabajar. Las vacaciones no son necesariamente dos semanas en el verano: también puedes dar pequeños viajes a la playa, el campo o parques nacionales que estén cerca de tu hogar y visitarlos por el fin de semana.
 
Organiza noches familiares: Tu hogar puede ser el centro de la entretención y hay muchas cosas que puedes hacer en casa con tu familia. Las actividades pueden ser simples como ver una película o grabaciones antiguas; artísticas como hacer una manualidad, sacar fotos o grabar un video; o tradicionales como jugar juegos de mesa..
 
Aprende e interésate por las cosas que le interesan a tus hijos: Ya habrás escuchado el dicho “si no puedes contra ellos, úneteles”. Averigua qué es lo que le interesa a tus hijos y familiarízate, aunque esto signifique leer Harry Potter, ver el Señor de los Anillos, aprender sobre videojuegos o leer la revista Teen. 
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter