Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús

La Iglesia universal celebra hoy la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, ha pedido explícito del mismo Cristo a Santa Margarita María de Alacoque. San Juan Pablo II decía que “esta fiesta recuerda el misterio del Amor que Dios alberga por los hombres de todos los tiempos”.
 
“Te pido que el primer viernes después de la octava del Corpus se celebre una fiesta especial para honrar a mi Corazón, y que se comulgue dicho día para pedirle perdón y reparar los ultrajes por él recibidos durante el tiempo que ha permanecido expuesto en los altares”, expresó el Señor a Santa Margarita en junio de 1675.
 
“También te prometo que mi Corazón se dilatará para esparcir en abundancia las influencias de su divino amor sobre quienes le hagan ese honor y procuren que se le tribute”, añadió.
 
Promesas principales hechas por el Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita de Alacoque:
 
1.- A las almas consagradas a mi Corazón, les daré las gracias necesarias para su estado.
 
2.- Daré la paz a las familias.
 
3.- Las consolaré en todas sus aflicciones.
 
4.- Seré su amparo y refugio seguro durante la vida, y principalmente en la hora de la muerte
 
5.- Derramaré bendiciones abundantes sobre sus empresas
 
6.- Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente y el océano infinito de la misericordia
 
7.- Las almas tibias se harán fervorosas
 
8.- Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a gran perfección
 
9.- Bendeciré las casas en que la imagen de mi Sagrado Corazón esté expuesta y sea honrada.
 
10.- Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones empedernidos
 
11.- Las personas que propaguen esta devoción, tendrán escrito su nombre en mi Corazón y jamás será borrado de él.
 
12.- A todos los que comulguen nueve primeros viernes de mes continuos, el amor omnipotente de mi Corazón les concederá la gracia de la perseverancia final.
 
Más adelante Santa Margarita con el jesuita San Claudio de la Colombiere, su director espiritual, propagarían los mensajes del Sagrado Corazón de Jesús.
 
Posteriormente, el Beato Pío IX en 1856 extendió oficialmente la Fiesta del Sacratísimo Corazón de Jesús a toda la Iglesia. En 1899, el Papa León XIII publicó la encíclica “Annum Sacrum” sobre la consagración del género humano al Sagrado Corazón de Jesús, que se realizó ese mismo año.
 
Asimismo Pío XI en 1928 escribió la “Miserentissimus Redemptor”, encíclica que trata de la reparación que todos debemos al Sagrado Corazón. Mientras que el Papa Pío XII en 1956 publicó la encíclica “Haurietis Aquas” en referencia al culto al Sagrado Corazón.
 
 
 
San Juan Pablo II en su pontificado estableció que en la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús se realice la Jornada mundial de oración por la santificación de los sacerdotes.
 
Muchos grupos, movimientos, órdenes y congregaciones religiosas, desde antiguo, se han puesto bajo la protección del Sagrado Corazón de Jesús. En Roma se encuentra la Basílica del “Sacro Cuore” (Sagrado Corazón) construida por San Juan Bosco por encargo del Papa León XIII y con donaciones de fieles y devotos de varios países.

 

Oración de Consagración
 
Santísimos corazones de Jesús y María,
 
unidos en el amor perfecto,
como nos miráis con misericordia y cariño,
consagramos nuestros corazones,
nuestras vidas, y nuestras familias a Vosotros.
 
Conocemos que el ejemplo bello
de Vuestro hogar en Nazaret fue un modelo
para cada una de nuestras familias. 
Esperamos obtener, con Vuestra ayuda,
la unión y el amor fuerte y perdurable
que os disteis.
 
Que nuestro hogar sea lleno de gozo.
Que el afecto sincero, la paciencia, la tolerancia,
y el respeto mutuo sean dados libremente a todos.
 
Que nuestras oraciones
incluyan las necesidades de los otros,
no solamente las nuestras.
 
Y que siempre estemos cerca de los sacramentos.
 
Bendecid a todos los presentes
y también a los ausentes,
tantos los difuntos como los vivientes;
que la paz esté con nosotros,
y cuando seamos probados,
conceded la resignación cristiana
a la voluntad de Dios.
 
Mantened nuestras familias cerca
de Vuestros Corazones;
que Vuestra protección
especial esté siempre con nosotros.
 
Sagrados Corazones de Jesús y María,
escuchad nuestra oración.
Amén.
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter