Rezando el Santo Rosario

ROSARIO AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Y AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
 
Este rosario que hoy presentamos es prolongación de las dos catequesis anteriores, la primera,  dedicada al Sagrado Corazón de Jesús y la segunda al Inmaculado Corazón de María. Pidiéndole a ambos corazones, nuestra santificación; la santificación de toda la iglesia, del papa, los obispos, los sacerdotes y los fieles, para que sigan adelante cumpliendo con su Misión Evangelizadora.
 
Primer misterio: LA RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.
 
La resurrección es lo que ha cambiado la historia, es la liberación de Cristo sobre la muerte, es la victoria de Cristo sobre el pecado. Pedimos para que Cristo también venza el pecado y la muerte en nuestro corazón.
 
Segundo misterio: LA ASCENSIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO AL CIELO
 
Este misterio representa la Glorificación de Cristo, la subida a los cielos, para ser entronizado. Para recibir el honor y el poder allá en el cielo. Le pedimos en este misterio que así como subió al cielo, también suba a nuestro corazón. 
 
Tercer misterio: LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO SOBRE LA IGLESIA
 
Como fruto de la glorificación del Hijo de Dios en los cielos, la donación del Espíritu Santo es el regalo que Dios envió al mundo, para que después de la obra de Cristo, toda la iglesia esté asistida por el Espíritu Santo para seguir adelante con su misión del anuncio del Reino. Pidámosle pues al Señor, que nos mande su Espíritu Santo a nuestra iglesia católica, a nuestra iglesia diocesana y a cada uno de nosotros, para seguir adelante con nuestra Misión.
 
Cuarto misterio: LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A LOS CIELOS
 
El triunfo de Cristo sobre la muerte y el pecado (…) le hizo participar a María su Madre, de manera especial en el misterio de la Salvación, por eso, ella participa de manera especial en la glorificación de su Hijo. El Señor Jesús en cuanto Dios sube a los cielos, la Santísima Virgen María es llevada para participar de la Gloria de su Hijo Jesús. Pidámosle a la Santísima Virgen María que así como subió a los cielos, llene nuestro corazón del anhelo del cielo. 
 
Quinto misterio: LA CORONACIÓN DE LA SATÍSIMA VIRGEN MARÍA COMO REINA DEL CIELO Y LA TIERRA
 
A la Madre del Rey honores de  Reina, Jesucristo es Nuestro Rey que fue glorificado, que recibió todo el poder, pues, la Santísima Virgen María  en los cielos es honrada como Reina de todo lo creado. Pidámosle en este misterio que sea nuestra Reina también, de nuestra vida, de nuestro corazón.
 
 El rosario es la oración más sencilla de hacer junto con María y la más agradable a Dios. Dispongamos nuestra mente y corazón, y esforcémonos cada día por orar a Dios a través de nuestras acciones cotidianas, donde encontramos a Dios como centro y culmen de nuestra vida. 
 
¡Dios les bendiga, nos vemos en la siguiente catequesis!
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter