Jesucristo en la Eucaristía

Corpus Christi
 
Fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo presencia de Jesucristo en la Eucaristía día en que se recuerda  la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la última cena, Jesús convirtió el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.
 
En la Parroquia de nuestra Señora de la Asunción en Papantla el pasado cuatro de Junio se realizó la ceremonia Eucarística celebrada por nuestro Obispo José Trinidad Zapata Ortiz concelebrando el Sr. Cura Antonio Grajales y L. así como Sacerdotes invitados a tan bella celebración donde se rinde culto y adoración al Santísimo Sacramento. Monseñor índico  celebramos la solemnidad de  Jesucristo Rey del Universo, cuando fue instituida muchos de nuestros hermanos en México defendían la fe y morían por ella al grito de Viva Cristo Rey hoy mueren muchos pero no al grito de Viva Cristo Rey sino víctimas de la violencia lo cual indica que es necesario que el reino de Dios se haga más presente en nuestra realidad histórica, de que nos sirve que Cristo sea el Rey del Universo si no reina en nuestras vidas. Seguir a Cristo resucitado es caminar seguros a pesar de las dificultades, hacia la vida eterna.
 
Nuestra celebración Eucarística no es otra cosa sino una profesión de fe pública de que Cristo es nuestro Pastor y Rey, buen pastor que ahora nos conduce y juez que al final de nuestra vida nos juzgara. El reino de Dios hay que buscarlo en los pobres en ellos Dios está presente pero en un clima de violencia e inseguridad no  lo tenemos muy presente parece que las tinieblas quisieran apagar la luz de Jesucristo resucitado, para estar protegidos por el cayado de Cristo resucitado hemos consagrado nuestra Diócesis al Sagrado Corazón de Jesús y al Corazón Inmaculado de María en esta fiesta de Cristo Rey del Universo para pedirle que se haga más presente en este México, la paz no solo hay que pedirla sino también construirla desde nuestra familia, por eso el lema dice “Consagrados al Sagrado Corazón de Jesús y al Corazón Inmaculado de María construimos la concordia y la paz.”  
 
Por la gracia de los Sacramentos ya estamos consagrados a Dios sin embargo necesitamos luchar contra las fuerzas del maligno por eso es importante nuestra consagración, que Cristo no solo sea el Rey del Universo sino también Rey de nuestras vidas. Cristo resucitado y buen Pastor se convierte en nuestro alimento espiritual. Al finalizar la Santa Misa, Jesús Sacramentado salió de la Parroquia en manos de Monseñor para iniciar la procesión, le acompañaban sus Sacerdotes que se relevarían para llevarlo durante el recorrido por las calles,  afuera lo esperaba una multitud para caminar detrás del Rey, vestidos a la usanza con gran colorido, incienso, pétalos de flores caían y perfume dispersado a su paso, cantos y gozo en el corazón.
 
De regreso en la explanada de  la Parroquia en cada altar se escuchó Palabra de Dios, se le adoro y se finalizó con una Hora Santa. Corpus Christi es una fiesta muy importante porque la Eucaristía es el regalo más grande que Dios nos ha hecho, para quedarse con nosotros después de la Ascensión. El camino de la santidad no es fácil, necesitamos fuerza divina de Jesús y solo será posible con la Eucaristía que es el alimento del Alma.
 
“Pan del cielo ven a mí, que desfallezco sin Ti, es tanto lo que te quiero Jesús de mi corazón, que quisiera recibiros en cada respiración.”
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter