La Encíclica Ecológica

Presentación de “Laudato Si´, Mi ´Signore” en la Diócesis de Papantla
 
Ante medios de comunicación, agentes de pastoral y representantes de grupos ecologistas, en la diócesis de Papantla, en el Municipio de Martínez de la Torre, Veracruz, y en comunión con el Papa Francisco, hicimos la presentación de la encíclica "Laudato Si" sobre la ecología. 
 
La presentación estuvo a cargo por Monseñor José Trinidad Zapata Ortiz que presentó los puntos en donde se propone una Espiritualidad  ecológica, afirmando que “Es un documento muy actual sobre la conciencia que debemos tener sobre el cuidado de nuestra casa común. En efecto, necesitamos asumir el planeta como patria y la humanidad como pueblo que habita en una única casa común. Con esta encíclica el Papa Francisco nos hace un llamado a todos para revertir el deterioro ambiental, antes de que sea demasiado tarde. Necesitamos una ecología integral y una conversión ecológica que cambie nuestra relación con Dios, con nosotros mismos, con los demás y con la naturaleza”. 
 
Por su parte el Sr. Cura Constantino H. Rodríguez presento algunos lineamientos sobre la dimensión social de la Encíclica. 
 
Así mismo el Sr. Pbro. José Medina García, representando a la Pastoral Indígena de nuestra Diócesis, nos invitó a reflexionar en la encíclica a la luz de la cosmovisión totonaca: “¿Tuku wana mi naku?  (¿Qué dice tu corazón?) Era una pregunta común del pueblo totonaca para tomar en cuenta como está viviendo la persona el presente, con todo su ser corpóreo y lo que lo rodea. Desde la niñez nos inculcan amar a la madre naturaleza con respeto. Nuestra vida da inicio donde soplan los 4 vientos, en el ombligo del padre y madre tierra como lo más valioso, la que nos sostiene o nos tiene cargados como hijos amados. En nuestra mentalidad indígena siempre decimos que nos dirigimos hacia la casa del sol para poder celebrar juntos nuestra vida, donde recargamos la energía positiva para vivir como hijos y al mismo tiempo nos preguntamos; ¿De dónde venimos? ¿Qué somos?, ¿qué estamos haciendo?, ¿dónde estamos?, ¿a dónde queremos llegar?, ¿a dónde vamos?, ¿a dónde iremos a llegar? Estas preguntas están presentes en los ritos, danzas, cantos, etc.
 
Es bueno mencionar que los derechos de los pueblos no se les han respetado, ya que muchas veces unos cuantos deciden por el territorio y no es respetada la asamblea, se ha perdido los manantiales o nacimientos de agua. Quiero reafirmar que si se han perdido los montes y selvas; aún en estos tiempos tenemos que pedir permiso para tirar un árbol, pagar o sacar permiso, cuando nosotros hemos cuidado y custodiado nuestro ambiente, ¡qué triste realidad! Nosotros los indígenas estamos conscientes de que no debemos explotar la tierra, por eso dejamos descansar unos cuantos años para poder nuevamente sembrar. También tenemos ritos para pedir perdón a la madre tierra o permisos para cultivar. Muchas veces no son respetados nuestros territorios y pasa la carretera por nuestros sembradíos y el agua se acaba por la perforación de la tierra, nuestros animales se han marchado y ahora unos cuantos atrapados para negociar. La madre tierra llora y grita, como la mujer que sufre por la enfermedad de su hijo o por el daño de su propio cuerpo causado por sus mismos hijos. No dañes la tierra, ella es madre de todos, cuídala y nos protégela con su ropaje que es su misma belleza con el colorido de los campos.
 
La tierra no se vende, pasa de mano a mano de los que la trabajan o custodian. Cada niño o niña le inculcan respeto por ella para poder valorarla; vivir en el presente sin olvidar quien es el que custodia los campos. Es en la asamblea donde se toma el acuerdo de la comunidad. A través de la sabiduría de los ancianos del pueblo juzgaban a su parecer y desde su sabia experiencia, trabajaban íntegramente como personas. Venimos de paseo, en el aquí y en el ahora, en la vida, en unos años, por eso sonreímos como el sol, porque nos encontramos con él para sonreír plenamente”.
 
En el panel de presentación la hermana MC. Cynthia Rodríguez Quibrera, quien realiza investigaciones en cítricos INIFAP-Campo Experimental Ixtacuaco, nos presentó una ponencia en donde nos dejó muy en claro la situación ecológica – ambiental de nuestro mundo actual y, al mismo tiempo, invito a buscar una conciencia integral en donde salvaguardemos a nuestro planeta, que con sus numerosas manifestaciones, clama y grita con diversidad de fenómenos naturales para que se cuide nuestro hogar. 
 
El Sr. Cura Lorenzo Rivas Fuentes, Presidente de la Dimensión de Medios de comunicación hizo un llamado a todos los hermanos periodistas, reporteros y comunicólogos, a que hagan eco de las palabras del Santo Padre enunciadas en esta encíclica afirmando que es tarea de todos propagar la verdad y ayudar a tomar conciencia a todos los interlocutores que nos escuchan detrás de las cabinas en donde difundimos día a día la veracidad de los acontecimientos mundiales.
 
Para terminar esta emotiva presentación, se tuvo un panel de preguntas en donde los diferentes grupos ecologistas presentes manifestaron sus dudas, comentarios y sugerencias para salvaguardar la vida de este planeta que hoy más que nunca nos pide que lo cuidemos. 
 
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter