Una cortina de humo

 
Monseñor José Benjamín Castillo Plascencia, obispo de Celaya, ha afirmado que la recaptura de ‘El Chapo’, el conocido criminal mexicano jefe de una organización dedicada al tráfico internacional de drogas, alimenta la esperanza de que la tasa de criminalidad en el país disminuya. ¡Qué bueno que lo capturaron! Es una persona que tiene deudas con la justicia y tiene que pagarlas –ha afirmado el obispo según las declaraciones recogidas por la agencia Fides–. “Ojalá que disminuya el narcotráfico y la delincuencia, porque hasta ahora, cuando un criminal salía, otro entraba, por lo que algo bueno debe de dejar esta captura”, ha precisado.
 
De este modo, monseñor Castillo ha manifestado que se debe saber qué se hace con lo que se quita a los criminales por parte del gobierno: “sobre este aspecto hay mucho que no queda claro; algo debe de entregarse a la comunidad, ya que se trata de una fortuna pagada con la sangre de la pobre gente”.
 
Sobre la detención del Chapo, ha hablado también el obispo de Irapuato, Guanajuato, monseñor José de Jesús Martínez Zepeda, quien ha comentado que la recaptura del conocido narcotraficante no va a levantar la credibilidad del Gobierno Federal y ha acusado a los medios de comunicación de hacer de esto una ‘cortina de humo’ ante otros temas importantes como es el aumento del dólar y la caída del petróleo.
 
Es necesario dar la justa dimensión que este suceso se merece: “así como criticamos los fracasos y los momentos difíciles tenemos que felicitar el momento de éxito. No se puede negar el éxito que ello representa, sería cerrar los ojos y estar siempre en el aspecto negativo”.
 
Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró este lunes que “con la detención del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán se acredita la coordinación de las instituciones gubernamentales a favor de la seguridad y el estado de derecho”. En un vídeo mensaje dirigido a la nación, aseguró que actualmente, 98 de los 122 delincuentes mexicanos más peligrosos, ya no representan una amenaza para la sociedad.
 
El Chapo Guzmán, el delincuente más buscado por las autoridades mexicanas, fue detenido el pasado viernes en Los Mochis, Sinaloa. El conocido narcotraficante huía de la justicia tras escapar por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad, el pasado 11 de julio.
 
Fuente: Aleteia.org
 
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter