“Hagan lo que Él les Diga”

 
“Hagan lo que Él les Diga”
 
El 16 de Enero en la Casa de la Iglesia en Papantla se realizó el Congreso Diocesano de Animación Bíblica y Pastoral, para este encuentro fue invitado por el Sr. Cura Antonio Grajales y L.,  el Sr. Pbro. Toribio Tapia Bahena quien de una forma sencilla y dinámica expuso la importancia de reflexionar y aplicar la Palabra de Dios en nuestra vida, “Lámpara es tu Palabra para nuestro caminar”, explico que cuando no hay tanta luz necesitamos una lámpara pero a veces es muy bueno que alguien nos vaya iluminando, el Salmo 119 más o menos se refiere a eso pero a la Palabra de Dios, los cristianos necesitamos una lucecita en el camino.
 
Es necesario redescubrir la importancia de la Palabra de Dios en nuestra existencia: su presencia en la Sagrada Escritura y su lugar en nuestra vida personal y comunitaria para ser mejores discípulos misioneros de Jesucristo. Reconocer que la Palabra de Dios es fundamental en nuestra vida y queremos recordar cosas que hemos olvidado, a veces los seres humanos somos un poco convenencieros recordamos solo lo que nos conviene, hay personas que se olvidan de sus raíces y si se olvidan, luego se avergüenzan de sus raíces, hay personas que ponen niveles primero yo y luego la gente y Jesús no nos puso niveles. 
 
La Palabra de Dios es más que la Biblia, la Biblia es apenas una voz de la Palabra de Dios, Ustedes y yo no queremos leer la Biblia porque queremos dar cursos de Biblia, queremos leer la Biblia porque queremos ser mejores discípulos y misioneros de Jesucristo, queremos profundizar en la Palabra de Dios. Si la Iglesia no es misionera no es la Iglesia de Jesucristo. El Vaticano II en un documento muy bonito dice “la Iglesia es misionera” no puede ser de otra manera o compartimos lo que creemos o no somos discípulos de Jesús, laico comprometido no es el que se la pasa en la Iglesia sino el que se compromete con el proyecto de Dios. A veces Dios manda gente diferente a nosotros y con poquito que piensen diferente a nosotros o que estén en desacuerdo con cosas que  hemos hecho los hacemos a un lado; solo son peligrosos los que no piensan si alguien no piensa lo pueden manipular. El lema de este encuentro es “Hagan lo que él les diga” ustedes y yo hacemos lo que queremos no está mal  y a veces cuando hacemos lo que queremos coincide con la voluntad de Dios pero otras veces no, la madre del Señor María fue quien dijo hagan lo que él les diga. ¿porqué no preparar la vida para que las cosas sean mejores? No solo tenemos que hablar del Evangelio tenemos que comprometernos en su eficacia, para que algo sea buena noticia hay que comprometernos en que sea buena noticia no solo hay que hablar. Dios quiere nuestro bien, Dios es realmente bueno, a los cristianos nos cuesta mucho trabajo creer eso ahora con el año de la Misericordia muchos están enojados porque pensaban que Dios solo era para ellos y no para todos, Dios no es de los que tienen más méritos, es Dios de todos, la mejor manera de facilitarle a Dios que nos haga felices es preguntándonos ¿qué tan felices son las personas que viven con nosotros? 
 
Algo que no debe faltarle al discípulo es hacerle caso a las palabras de Jesús, el que quiera tener firmeza en su vida tiene que hacerle caso a lo que Jesús pide y tener comportamientos buenos y significativos. El que edifica la casa sobre roca es una persona prudente a veces nos confundimos decimos esta persona es muy prudente nunca opina o nunca anda con personas malas eso no es ser prudente, en el Evangelio de San Mateo prudente significa estar a la altura de las circunstancias es decir saberla hacer, ¿qué es más fácil edificar una casa sobre roca o sobre arena? Los seres humanos a veces nos guiamos por los más fácil que no es seguro, cuando alguien se acerca a la Palabra de Dios se pregunta ¿qué ventaja tiene esto? Ninguna, tiene pura responsabilidad. La diferencia de edificar la casa sobre arena y sobre roca es que no hay problemas diferentes, la diferencia es el resultado, el que edifico su casa sobre roca no hizo lo más fácil ni lo más rápido, hizo lo más difícil y un poco más tardado y no significa que no tuvo problemas, la escucha de la Palabra hace que tengamos las soluciones más adecuadas, la Palabra de Dios nos va ubicando de manera que tengamos una vida donde podamos ser más felices pero asumiendo nuestra responsabilidad. Leer la Palabra de Dios es mucho más que aprenderse citas Bíblicas y lo importante de aprender citas Bíblicas no es para pelearse con otros. Dios quiere nuestro bien y nos orienta, Dios nos ama, Dios no es indiferente y habla a la humanidad, Dios dialoga con la humanidad, cuando una persona ama a otra dialoga con ella, una de las manifestaciones del amor de Dios no es que Dios hable es que él dialoga con nosotros, le interesa  lo que pensamos, lo que sentimos. 
 
La Biblia, la Palabra de Dios en general es un dialogo que Dios quiere establecer con nosotros porque nos ama, a Dios no le parece mal que tengamos dudas la gente que piensa tiene dudas, en los grupos de Biblia la gente no solo debe escuchar debe dialogar por ejemplo un coordinador tiene la obligación de dar razones, la gente tiene derecho a que se les explique las cosas dando razones, no decir que es así y que se tiene que aceptar, se trata de hacer un dialogo como Dios, al Dios de Jesús le interesan las preguntas de las personas, le interesan sus sufrimientos. 
 
Tenemos que aprender a escuchar la voz de Dios para no confundirla con las cosas que nosotros pensamos, la Palabra de Dios es una pero tiene muchas voces no es suficiente con interpretar la Biblia se necesita saber interpretar las voces de Dios, el gran problema en el asunto Bíblico es que hay personas que nos hacemos indispensables como si los demás no tuvieran capacidad suficiente. Las voces están interrelacionadas no podemos escuchar una sola voz no podemos decir voy a escuchar la voz de Dios solo en la Biblia, la tenemos que escuchar también en la creación, en la tradición viva de la Iglesia, en las personas, en los acontecimientos peo hay una voz que es la principal esa voz es Jesucristo es decir cualquier cosa que digamos que escuchamos de Dios y no se relaciona con lo que dijo Jesús o contradice lo que dice o hizo Jesús estamos mal en el oído para escuchar la voz de Dios. Hemos minimizado y despreciado a nuestra gente como si no tuviera inteligencia y fe suficiente para descubrir la Palabra de Dios, la Biblia Palabra de Dios, Palabra humana y Palabra actual que exige actitudes que pide que hagamos caminito siguiendo ciertos pasos si queremos hacer unas animación Bíblica adecuada no solo hay que repartir Biblias, hay que acompañar a las personas en la lectura, comprensión e interpretación y actualización de la Palabra, cuando una persona en el grupo nos diga que ya no nos ocupa alégrense porque se logró que tenga una voz  propia. En la animación Bíblica la Biblia es libro de estudio pero también es libro de oración y de trabajo ahí tenemos una fuente importantísima para  buscarle lo importante a nuestra vida, los Evangelios son el centro y culmen, a Dios nadie lo ha visto jamás, lo conocemos a través de su Hijo Jesucristo si profundizamos los Evangelios no solo tenemos la clave principal de interpretación sino tenemos la clave principal de actualización. El trabajo Bíblico debe generar  mejores discípulos misioneros de Jesús”.
 
 
 
 
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter