Aniversario De Los Adoradores Nocturnos

Aniversario De Los Adoradores Nocturnos
 
En la Parroquia del Espíritu Santo Paráclito en Poza Rica, celebraron los Adoradores Nocturnos  su 14º Aniversario. La celebración Eucarística la realizo nuestro Obispo José Trinidad Zapata Ortiz concelebrando el Sr. Cura Mario Jesús Serrato Martínez, Sr. Cura José de la Luz Silva R., Sr. Cura Jorge García Galicia, Sr. Cura Víctor Grajales Y L., Sr. Cura Adán R. Contreras Patiño y  Sr. Cura Hugo Cortes. 
 
Antes de la Misa Monseñor se reunió con los Adoradores y les pregunto: “¿qué es primero la Adoración o la Celebración?”, a lo que respondió que: “la Adoración es la prolongación de la Celebración, el Papa Benedicto en la carta Apostólica “Sacramento de Amor”  habla de la Adoración Perpetua  o continuada de la Celebración Eucarística y dice que esta Adoración Perpetua tiene que ser para profundizar, prolongar, saborear lo que hemos celebrado, la Celebración no se agota en la Celebración,  se prolonga en la Adoración. También nos dice citando a San Agustín que la Celebración es el acto más grande de Adoración; entonces todo tendría que ser Adoración, tendríamos que ser Adoradores hasta cuando estamos dormidos, Adoradores de tiempo completo. También el Papa Benedicto, citando a San Agustín, afirma que el acto más grande de adoración es cuando comulgamos; pecaríamos si no le adoramos, de ahí la importancia de cuando venimos a recibir la Eucaristía, venimos en oración y en actitud de adoración. Esto vivido profundamente  debe prolongarse en nuestra vida cotidiana, debemos vivir nuestro Bautismo, nuestra Confirmación y nuestra Comunión con Cristo nuestro Señor en cualquier momento y lugar de nuestra vida como hijos de Dios, Bautizados, Confirmados, Comulgados donde quiera que estemos porque los Sacramentos del Bautismo y la Confirmación tienen carácter de que no se borran aunque te vayas al infierno. No porque seas Bautizado, Sacerdote, Obispo, significa que no puedes ir al infierno; si somos bautizados y no vivimos lo que somos nos vamos a la perdición o como Bautizado nos vamos a la Gloria y eso es lo que hay que lograr,  ir a la Gloria.  La Iglesia crece por atracción es decir por su manera de ser, por su manera de vivir  no por proselitismo. Los protestantes hacen proselitismo para lograr que la gente se vaya con ellos no debemos imitarlos en eso pero si no somos atractivos no convencemos a los demás  tenemos que ser atractivos pero no por bien vestidos sino por nuestro testimonio de vida, con hechos”.
 
Durante la homilía, indico que primero hay que obedecer a Dios y luego a los hombres. Pedro no estaba obedeciendo a Dios, por iniciativa propia dice voy a pescar y los demás lo siguieron. Para actuar según Dios, se necesita el Espíritu Santo que Él da a los que obedecen, y en ese momento los Apóstoles todavía  no recibían al Espíritu Santo;  por la falta de la acción del Espíritu Santo en sus mentes y en sus corazones se volvieron atrás, porque el camino que habían seguido detrás de su Maestro se convirtió en el momento de la Cruz en un callejón sin salida, sin Jesús los Apóstoles vuelven a echar redes al lago y comprueban que sin Él nada se puede conseguir. En cambio, cuando Jesús llega otra vez y les dice echen la red a la derecha se dice que así lo hicieron y ya no podían jalar la red de tantos pescados, esto demostró que tanto en un oficio común como en la Misión Evangelizadora, lo importante es hacer las cosas según el mandato de Jesús. Hermanos la vida Cristiana es un constante tiempo con Dios a veces por nuestros pecados nos hacemos sordos pero Dios no se da por vencido y nos busca. Que Dios nos bendiga a todos en el seguimiento de Cristo. 
 
 
 
Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter