Circular 15/20. Medidas contra el COVID-19

Circular 15/20.
20 de marzo de 2020.
Asunto: medidas contra el covid-19.

Estimados hermanos sacerdotes, diáconos, religiosas y pueblo de Dios.

Queridos hermanos, hoy más que nunca el Señor Jesús nos invita a que hagamos oración, pero muchas veces no podrá hacerse en los lugares materiales de culto, sino desde nuestro corazón: “En Espíritu y en verdad” (Jn 4, 24). La situación que se avecina nos hará tomar conciencia que Dios está en nosotros y con nosotros en todo lugar. Estamos llamados a prepararnos a vivir un tiempo como Iglesia de casa. Las palabras de Jesús tienen mucha actualidad: “Entra en tu cuarto y tu padre que ve los secreto te recompensará” (Mt 6, 6).

Mientras tanto, teniendo en cuenta la contingencia que estamos viviendo por el covid-19 establezco los siguiente:

Medidas higiénicas:
1. Tómense todas las medidas de higiene ya recomendadas para evitar el contagio tanto en casa, en la calle como en las iglesias y aquellas que la autoridad competente vaya dando a conocer según avance la contingencia.

Concentraciones diversas de fieles:
2. Reitero que se suspende toda concentración pastoral numerosa de feligreses, así como la catequesis, hasta nuevo aviso.

La celebración de la Misa Eucaristía, incluido el domingo, no se suspende por el momento con presencia de fieles, pero para ello establezco lo siguiente:

3. Aquellos que durante esta contingencia no quieran asistir a Misa, por el momento, quedan dispensados del precepto de asistir presencialmente (cfr c. 87 § 1). Esto favorecerá que sean menos los que asistan a la celebración para que haya una sana distancia entre ellos. Los que no vayan que participen de la celebración a través de los diversos medios de comunicación. Las personas con enfermedades graves o ancianos vulnerable de hecho se les recomienda no salir.

4. Prefiérase celebrar la Misa con pocos fieles o al aire libre, por ejemplo, en los atrios de la iglesia o a campo abierto para que se pueda guardar la sana distancia entre los feligreses.

5. Las celebraciones previamente agendadas de acciones de gracias, XV años o Bodas celébrense con la condición de que sean pocos los asistentes y se guarden las medidas ya indicadas.

6. Hay que proveer de gel a la entrada de las iglesias y que haya ministros que lo ofrezcan a los que entran a la iglesia para que nadie más toque el envase del gel.

7. Celébrese la Misa con mucha fe y devoción; pero hay que tratar de abreviarla evitando largos formularios, así como cantos que alarguen la celebración.

8. La liturgia prevé que el saludo litúrgico de la paz puede adaptarse o suprimirse, según las circunstancias, por tanto, que sólo se dé de palabra, con un gesto o se suprima definitivamente.

9. Sobre la Comunión:
• Antes de la celebración límpiese muy bien las hostias cálices, los micrófonos y otros artículos de uso del altar.
• A la hora de acercarse a comulgar hay que guardar la sana distancia.
• Que la Comunión se reciba en la mano siguiendo estas indicaciones:

    • La mano en la que se va a recibir el Cuerpo de Cristo se pone haciendo un hueco o trono encima de la otra con la cual se toma después para comulgar.
    • Los fieles comulguen inmediatamente delante del ministro que les da la comunión.
    • Revisen si quedaron partículas en la mano para que las consuma el feligrés.
    • Hágase en actitud de adoración, agradecimiento y con mucho amor a Nuestro Señor.
    • En condiciones ordinarias los fieles tienen derecho a recibir la comunión como ellos quieran. En esta situación que se haga según las indicaciones dadas.
    • Si alguna persona no quiere recibirla la Comunión de esta manera tiene el derecho de no comulgar. En este caso que haga la comunión espiritual.

Exposición de Santísimo sacramento.
Evítese las Horas Santas con participación numerosa de fieles. Es mejor la exposición continuada del Santísimo Sacramento con vigilancia continua para la visita de los fieles.

Confesiones:
10. En el tiempo de cuaresma los fieles de por sí buscan reconciliarse con Dios y con la Iglesia a través del sacramento de la confesión y es de esperarse que en esta contingencia busquen el consuelo y el abrazo del perdón de Dios a través del sacramento. Para ello aconsejo hacerlo al aire libre con una sana distancia entre confesor y penitente y mirando en la misma dirección para no salpicarse al hablar.

Atención a los enfermos:
11. Tanto sacerdotes como ministros extraordinarios de la Comunión, a la hora de visitar enfermos, tengan en cuenta todos los cuidados de higiene y prevención del contagio que les sean posibles.
12. Para la unción de los enfermos, los sacerdotes no olviden que, en caso de necesidad, basta ungir la frente u otra parte conveniente del cuerpo, con las medidas higiénicas convenientes de prevención y protección.

Actos de piedad de semana santa:
13. Según avance la pandemia, tomaremos nuevas medidas sobre las celebraciones liturgias de la Semana Santa, pero podemos decir, desde ahora, que los actos de piedad como Viacrucis, Procesión de Ramos o del Silencio, se cancelan.

Misa crismal:
14. Por lo que se refiere a la Misa Crismal sólo deberán asistir los sacerdotes, luego se les informarán los pormenores y la modalidad de la celebración.

Celebraciones litúrgicas de semana santa:
15. Sobre las celebraciones litúrgicas parroquiales como la Misa de Ramos, Cena del Señor, Pasión del Señor y Vigilia Pascual después les daremos indicaciones, pero es previsible que vayan a ser sin la presencia de fieles, pero trasmitidas por los medios digitales.

Unidos en un solo corazón y una sola alma, oremos a Dios para que termine esta pandemia y, mientras tanto, sea una gracia que cambie nuestro corazón. Con mi afecto y cercanía espiritual imploro la bendición apostólica sobre todos ustedes.

+ Mons. José Trinidad Zapata Ortiz
VIII Obispo de Papantla

 

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter