Evangelio del día: "¿A qué es semejante el Reino de Dios? " (Lc 13, 18-21)

Se encuentra usted aquí

Inicio
En una reflexión publicada en su canal de YouTube, el P. Samuel Bonilla –conocido en las redes sociales como “Padre Sam”– respondió a una serie de inquietudes sobre cuál es la mejor manera de recibir la Comunión durante la Misa.
 
“Hay muchas preguntas respecto a cómo recibir la Eucaristía, cómo recibir la Comunión”, señala el Padre Sam, como “¿puedo recibirla de pie, de rodillas, en la mano, en la boca?” o “¿puedo comulgar dos veces?”.
 
Desde hace casi un año, el Padre Sam, nacido en El Salvador, publica frecuentemente videos en su canal de YouTube y en Facebook, con reflexiones sobre la fe y la enseñanza de la Iglesia.
 
Su página de Facebook se acerca a los 300 mil seguidores y tiene casi 15 mil suscriptores en YouTube.
 
Tomando como sustento a la instrucción “Redemptionis Sacramentum”, firmada en 2004 por el Cardenal Francis Arinze, entonces Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el Padre Sam explicó que “lo primero que hay que decir es que para recibirla tiene que ser durante la celebración de la Eucaristía, a menos que sea por motivos graves”, como es el caso de una persona enferma.
 
Como segundo punto, el sacerdote dijo que “para recibir la Eucaristía, debo estar confesado o no tener en efecto pecados graves”.
 
¿De pie o de rodillas?
 
“Las dos formas son válidas, como usted prefiera, ya sea de pie o de rodillas. Antes del Concilio Vaticano II solo se comulgaba de rodillas”, pero después de la reforma litúrgica, explicó, ambas formas son válidas.
 
En el numeral 91 de la Redemptionis Sacramentum, indicó el Padre Sam, se expresa que “no es lícito negar la sagrada Comunión a un fiel, por ejemplo, solo por el hecho de querer recibir la Eucaristía arrodillado o de pie”.
 
¿Recibir la Comunión en la boca o en la mano?
 
El Padre Sam leyó el numeral 92 del documento vaticano, en el que se asegura que “aunque todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada Comunión en la boca, si el que va a comulgar quiere recibir en la mano el Sacramento, en los lugares donde la Conferencia de Obispos lo haya permitido, con la confirmación de la Sede Apostólica, se le debe administrar la sagrada hostia”.
 
“Sin embargo –continúa la instrucción–, póngase especial cuidado en que el comulgante consuma inmediatamente la hostia, delante del ministro, y ninguno se aleje teniendo en la mano las especies eucarísticas. Si existe peligro de profanación, no se distribuya a los fieles la Comunión en la mano”.
 
El sacerdote indicó que muchas personas se preguntan si pueden “masticar” la Eucaristía, y explicó “no hay ningún problema” con esto o “puede esperar incluso que se disuelva”.
 
“¿Puedo ir al Santísimo después de recibir la Comunión o me voy a la banca o me quedo en el altar? De preferencia váyase al lugar donde estaba sentado y ahí, de rodillas o sentado dele gracias a Dios, porque le ha dado la oportunidad de comulgar. No es necesario ir al Santísimo en el sentido de que usted mismo es un Sagrario viviente en ese momento. Ahí en su cuerpo lleva el Cuerpo de Cristo”.
 
¿Puedo comulgar más de una vez durante el día?
 
El Padre Sam respondió a esta inquietud citando el numeral 95 de la instrucción Redemptionis Sacramentum, que determina que “el fiel laico que ya ha recibido la santísima Eucaristía, puede recibirla otra vez el mismo día solamente dentro de la celebración eucarística en la que participe”.
 
Al finalizar su video, el sacerdote recordó que la Eucaristía, el Cuerpo y Sangre de Jesús, “es el regalo más precioso que nosotros tenemos”, por lo que debemos “hacerlo de la mejor manera”.
 
 
 

 

 

Síguenos en:

Mensaje Mons. José Trinidad

VIII Obispo Diocesano

, , , , , , , , , , , , , ,

Experiencias Vocacionales