Evangelio del día: "¿A qué es semejante el Reino de Dios? " (Lc 13, 18-21)

Se encuentra usted aquí

Inicio
Como una forma de ayudar a recuperar el valor de este sacramento que en la actualidad muchos consideran una simple convención social, ACI Prensa entrevistó a Alejandra Guerra, una wedding planner católica, y a María Pía Moreno, autora del blog sobre bodas “Velo de Vainilla”.
 
Los detalles que comparten ambas pueden servirte para preparar mejor tu boda en clave católica. Si ya estás casado, puedes usarlos para celebrar un aniversario especial.
 
Estos detalles apuntan a celebrar en clave católica el matrimonio, a no centrarse tanto en la fiesta y a resaltar lo que dice el Papa Francisco en el numeral 72 de la Amoris Laeitia: “El sacramento del matrimonio no es una convención social, un rito vacío o el mero signo externo de un compromiso. El sacramento es un don para la santificación y la salvación de los esposos”.
 
Antes de la boda
 
1.- Vivir un retiro
 
Alejandra Guerra indicó que es fundamental para los novios tener un encuentro con Dios porque sin Él “es muy difícil perseverar en un matrimonio”.
 
Ella comentó que su servicio de wedding planner ofrece a los novios la oportunidad de hacer un retiro unos seis meses antes de la boda y ha visto que después de vivirlo “la pareja tiene más ganas de buscar a Dios”. Además “tienen una formación más sólida y pueden tomar mejores decisiones para el día del matrimonio”.
 
2.- Elegir una iglesia con un significado especial
 
Para celebrar la Misa del matrimonio, María Pía Moreno sugirió elegir una parroquia o iglesia que tenga un significado especial para los novios. Por ejemplo, si uno de ellos realizó allí un apostolado, recibió los sacramentos o si fue el lugar donde se conocieron.
 
Además, recomendó que “sería bueno que los novios compartan este detalle con la gente para que se le dé más atención al sacramento”.
 
3.- Pedir una bendición al inicio del noviazgo
 
María Pía comentó que en Perú, su país de origen, es costumbre celebrar en familia el día en que los novios se comprometen. En un sábado por la noche, por ejemplo, los parientes de ambos suelen reunirse en la casa de la novia.
 
“Antes de la celebración con la familia sería bueno que todos vayan a Misa”. Ella indicó que todos pueden asistir a una Eucaristía durante la tarde del sábado en cualquier iglesia y que al final la pareja se acerque al sacerdote para pedirle una bendición especial por el inicio del noviazgo.
 
Alejandra Guerra sugirió que como parte de su preparación para el matrimonio, los novios pueden consagrarse a la Virgen María. “Sabemos que hay muchas crisis matrimoniales ¿qué mejor manera de empezar una familia de la mano de la Virgen?, que nos lo ha pedido en muchas de sus apariciones”, propuso.
 
La wedding planner ecuatoriana indicó que una opción sería consagrarse utilizando el método de San Luis María Grignon de Monfort.
 
4.- Después de elegir la fecha de la boda, celebrar ese día cada mes
 
La autora de Velo de Vainilla recomendó que luego de fijar la fecha para la boda, los novios celebren ese día durante los meses previos.
 
“Si por ejemplo te vas a casar el 25 de octubre del próximo año, puedes ir a Misa en la iglesia que has elegido todos los 25 y pensar que dentro de unos meses estarás allí en ese día casándote”, dijo a ACI Prensa.
 
5.- Revisar y meditar junto al sacerdote las lecturas de la Misa
 
María Pía indicó que la iglesia permite a los novios escoger entre una serie de lecturas bíblicas especiales para el matrimonio. Comentó que las más usadas son el pasaje del Evangelio sobre Las Bodas de Caná y la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, el conocido Himno de la Caridad (1Cor 13, 4-10).
 
“Muchos novios solo se limitan a elegir las lecturas y no van más a fondo de lo que estas significan. En cambio cuando tú te sientas a leerlas con el sacerdote que te va a casar y las reflexionas, te das cuenta de la belleza y la sabiduría que hay en esas palabras”, precisó.
 
Durante la Misa
 
Suele suceder que a la Misa del matrimonio asisten parientes y amigos que están alejados de Dios, así que esta es una oportunidad para evangelizarlos y para que conozcan mejor la belleza del sacramento.
 
6.- Llevar un Rosario junto con el bouquet y rezarlo
 
La autora de Velo de Vainilla aconsejó que la novia lleve un Rosario junto con el tradicional bouquet de flores. El Rosario que porte ese día puede ser el que ella suele utilizar para rezar o uno que su madre, suegra o alguna persona especial le haya regalado.
 
“Llevarlo te da fuerzas porque ese día estás muy nerviosa, por más que te hayas preparado o por lo madura que seas. Tu matrimonio es algo con lo que has soñado. Ver el Rosario te da tranquilidad. Hay que recordar que la Virgen también se casó”, indicó.
 
María Pía Moreno también dijo que los novios pueden rezar el Rosario cuando salgan de sus respectivas casas hacia la iglesia. “Al rezarlo van a estar más centrados y felices porque están cumpliendo con su vocación al matrimonio”, subrayó.
 
7.- Cubrir a los esposos con un “Rosario gigante”
 
Una bonita costumbre que se realiza en países como México y Ecuador es fabricar un Rosario bastante más grande que los comunes y cubrir con este a los esposos después del rito del matrimonio en la Misa.
 
“Es como un acto de consagración a la Virgen y este Rosario es bendecido y se puede colgar en el dormitorio como un recuerdo del día de su matrimonio”, dijo a ACI Prensa Alejandra Guerra.
 
La wedding planner ecuatoriana añadió que los novios pueden conversar con el sacerdote que presidirá la Misa para elegir el momento indicado para no interrumpir ni desordenar la liturgia.
 
8.- Hacer un bouquet para dejarlo a los pies de la Virgen
 
“¿Por qué no hacer un bouquet para la Virgen María, para nuestra Madre? Las iglesias suelen tener cerca del altar una imagen de la Virgen o si no la tienen pueden pedir que les traigan una ese día”, comentó María Pía.
 
“Yo me casé en la capilla de mi colegio y no tenían una imagen de María. Pedí que trajeran una imagen de la Virgen de Fátima y la pusieron en una mesita al lado del altar. Cuando acabó la Misa mi esposo y yo nos acercamos con el bouquet que fue hecho para ella, se lo dejamos a los pies e hicimos nuestra primera oración como esposos”, manifestó.
 
9.- Visitar el Santísimo por primera vez ya casados
 
Alejandra Guerra indicó que lo primero que deberían hacer los novios después de la Misa es visitar por unos minutos el Santísimo. “Que sea la primera oración y encuentro con Dios como casados. Es un gesto maravilloso”, señaló.
 
Si la iglesia no tiene el Santísimo expuesto, los novios pueden coordinar con el sacerdote para que haga una breve exposición al finalizar la Misa. Alejandra contó el testimonio de una pareja que hizo este pedido “porque querían que Jesús fuera lo más importante en ese día. El sacerdote lo expuso encantado”.
 
10.- Poner la imagen de la Virgen o de un santo especial
 
Una idea simpática es colocar en la entrada del local donde será la fiesta una imagen de la Virgen o del santo por el que los novios tengan devoción.
 
“Unos amigos que son súper devotos de la Virgen de Lourdes pusieron una imagen en la entrada”, contó Alejandra Guerra. Por su parte, María Pía sugirió colocar una imagen de San Antonio de Padua, el patrono de los novios.
 
11.- Bendecir los alimentos
 
Alejandra comentó que en febrero de este año fue a una fiesta de matrimonio después de la Misa donde los esposos hicieron la bendición de los alimentos.
 
“Puede suceder que no todos los invitados compartan la misma creencia de los novios. Solo es hacer un minuto de oración, donde se puede agradecer a Dios por proveer la comida”, señaló.
 
12.- Photobooth o marco con mensajes pidiendo oraciones
 
Actualmente es una tendencia en las fiestas o reuniones que los invitados se tomen fotos con un Photobooth (un marco) con colores y frases particulares.  
 
Alejandra indicó que en los bordes se puede poner un pedido de oraciones. Por ejemplo: “Publica esta foto con un pedido de oración por nuestro matrimonio” o “Reza por nosotros”.
 
13.- “Botella de consejos” para que el matrimonio perdure
 
Alejandra contó que una amiga suya puso en el local de su fiesta una botella vacía y al lado papeles en blanco. Sobre ellos había un letrero donde se leía: “Dame un consejo para leerlo en el día de mi aniversario”.
 
“Dar un consejo es como dar una ayuda espiritual. Algunas personas le escribieron a mi amiga que el amor es importante, que se debe valorar el corazón de la persona más que el físico o sobre cómo afrontar los conflictos”, subrayó la wedding planner ecuatoriana.
 
14.- Donar la comida que sobra a los pobres
 
Alejandra indicó que puede sobrar comida después de la fiesta y para no perderla, se podría repartir a los pobres. Las familias de los novios pueden encargarse de hacer esta obra de bien.
 
Bonus para los padres de los novios:
 
Escribir una carta al hijo o hija que se va a casar
 
María Pía comentó que si un padre o madre está muy nervioso como para decirle algunas palabras a su hijo o hija ese día, o si por distintas razones no tuvo un momento para hacerlo, puede escribirle una carta.
 
“Puede redactarla con anticipación y se la entrega el día de su matrimonio. Incluso sería un lindo gesto colocar una estampita con el santo que tenga su nombre o el santo del día. Esa carta será un bonito recuerdo de esa fecha especial”.  
 
 
 

Síguenos en:

Mensaje Mons. José Trinidad

VIII Obispo Diocesano

, , , , , , , , , , , , , ,

Experiencias Vocacionales