Evangelio del día: "¡Ay de ustedes, que les construyen sepulcros a los profetas que los padres de ustedes asesinaron! " (Lc 11, 47-54)

Se encuentra usted aquí

Inicio
COMUNICADO A PROPÓSITO DEL TERREMOTO
19 de septiembre de 2017
 
Dios habla con hechos y palabras (cfr. DV No. 2)
 
Los terremotos, los sunamis, los huracanas, los conflictos y las luchas entre las naciones, los pueblos y los hombres son parte de la historia de la humanidad. Antes, los hombres no se daban cuenta de lo que sucedía en otras partes del mundo y, por otra parte, de lo que lo se daban cuenta pronto la memoria colectiva dejaba en el olvido. Hoy, por los medios de comunicación, nos enteramos al instante y esto puede hacernos pensar o justificar que estas cosas no habían sucedido antes y que, por consiguiente, éstas son cosas nuevas y apocalípticas.
 
Ciertamente los hechos y los estudios científicos indican que estamos padeciendo un cambio climático que, al menos en relación con las décadas pasadas, muestra un comportamiento diferente: más calor, más lluvias, etc. ¿Hasta que punto también más temblores como parte de este proceso?, no lo sabemos. El calentamiento global, dicen que provoca más lluvias y más huracanes, quizá también más temblores.
 
Ahora bien, las causas de todo esto no sabemos con exactitud cuáles son, pero un buen número de científicos dicen que la humanidad tiene un buen grado de responsabilidad. Cierto o no, estos acontecimientos nos hacen pensar que todos somos parte de una casa común de la que no nos podemos salir y en la que, queramos no, tenemos que convivir. Estos acontecimientos relativizan nuestros conflictos personales, sociales o espirituales y nos hacen pensar en la superación de ellos sintiéndonos parte de una casa común o de una barca que tiene un mismo origen y un mismo destino.
 
El Concilio Vaticano II en su Constitución Apostólica “Dei Verbum” en el número 2 dice que Dios habla a los hombres y que: “Este plan de la revelación se realiza con hechos y palabras intrínsecamente conexos entre sí, de forma que las obras realizadas por Dios en la historia de la salvación manifiestan y confirman la doctrina y los hechos significados por las palabras, y las palabras, por su parte, proclaman las obras y esclarecen el misterio contenido en ellas”. Es decir que Dios se comunica con la humanidad con hechos y palabras.
 
En la Sagrada Escritura, tanto del antiguo Testamento como del Nuevo, tenemos los hechos y palabras de esos tiempos que tienen carácter normativo para los nuevos tiempos, por tanto, es válido interpretar estos tiempos a la luz de las Sagradas Escrituras, pero dado que la revelación es situada en el tiempo y en el espacio, eso no quita que, en los nuevos tiempos y acontecimientos, Dios nos esté hablando a todos con hechos (el cambio climático) y palabras (en nuestra conciencia). Así pues, ¿preguntémonos que nos está diciendo el Señor Dios como mundo que somos? ¿Qué nos está diciendo como México que somos? ¿Qué nos está diciendo como personas que somos? ¿Qué nos está diciendo como hijos de Dios que somos? Que todos seamos consecuentes con la respuesta que demos.
 
 
+ Mons. José Trinidad Zapata Ortiz
VIII Obispo de Papantla
 

 

Síguenos en:

Mensaje Mons. José Trinidad

VIII Obispo Diocesano

, , , , , , , , , , , , , ,

Experiencias Vocacionales