Circular 25/21. Jornada mundial de los abuelos y personas mayores.

Circular 25/21.
23 de julio de 2021.
Jornada mundial de las personas mayores.

Queridos hermanos, nuestro Dios es el Dios de la vida. La vida es el primer don de Dios. Por eso para nosotros, la vida es sagrada desde su concepción hasta su fin natural.

Las personas mayores, de por sí muchas veces ya confinadas, son las que más han sufrido durante la pandemia. Pero, el Señor conoce cada uno de nuestros sufrimientos de este tiempo. Está al lado de los que tienen la dolorosa experiencia de ser dejados a un lado.

Por eso el Papa Francisco declaró que este año sea un año dedicado a San José y que este próximo 25 de julio se celebre por primera vez la jornada mundial de los abuelos y personas mayores.

Para ello el Papa Francisco ha escrito un mensaje para los abuelos en el que utilizando las últimas palabras de Jesús del evangelio de San Mateo les dice: “Yo estoy contigo todos los días”.

Para esta Jornada del domingo 25 se nos aconseja:

1. Que, de ser posible, en una de las Misas, teniendo los cuidados debidos por la pandemia, favorezcamos la presencia de las personas mayores o que participen en una trasmisión por las plataformas digitales.

2. Que, durante la celebración de la Misa, los jóvenes de la parroquia transmitan el mensaje del Santo Padre a los abuelos y a las personas mayores.

3. Que la colecta de esa Misa del día se dedique a apoyar proyectos en favor de los mayores pobres de la propia comunidad.

4. Que se haga oración por los mayores, especialmente por los fallecidos de la comunidad a causa de Covid-19.

5. Que se pida a los mayores que hagan oración por el mundo, por la Iglesia y por las futuras generaciones. La oración de los ancianos puede proteger al mundo, su oración es un recurso preciosísimo: es un pulmón del que la Iglesia y el mundo no pueden privarse. Sobre todo, en este momento.

6. Que se pida a los jóvenes que visiten a sus abuelos ya sea de manera presencial o virtual y les trasmitan el mensaje del Papa. Por cierto, el Papa ha concedido indulgencia plenaria para aquellos que visiten a los abuelos tanto de manera presencial como virtual.

7. Que cada abuelo, cada anciano, cada abuela, cada persona mayor, sobre todo los que están más solos, reciba la visita de un ángel, es decir la visita de uno de sus familiares.

El Papa quiere unir a los jóvenes y a los abuelos: “Los mayores no se salvan solos porque necesitan piernas rápidas sobre las que hacer caminar sus sueños.

Los jóvenes no se salvan solos porque necesitan que alguien les diga que incluso de una noche oscura puede salir el sol de un nuevo amanecer”.

Los mayores: “No sólo son personas a las que estamos llamados a ayudar y proteger para custodiar sus vidas, sino que pueden ser actores de una pastoral evangelizadora, testigos privilegiados del amor fiel de Dios”.

Los mayores tienen una tarea concreta: la de transmitir la fe a las generaciones más jóvenes y acompañar a sus nietos con su sabiduría. Los mayores son: el eslabón indispensable para educar a los niños y a los jóvenes en la fe.

Por ello, el Santo Padre les pide que sean corresponsables del camino de la Iglesia del mañana y de la construcción del mundo después de la pandemia.

Queridos abuelos y personas mayores estamos con ustedes todos los días y les pedimos su oración por nosotros. ¡Que Dios les bendiga hoy y siempre!

+ Mons. José Trinidad Zapata Ortiz
VIII Obispo de Papantla

 

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter